Ask @DaniCyanide:

¡Buen día! Aquí os dejo un par de interrogantes más antes de que termine 2021: ¿os sentís satisfechos/as con vuestra progresión personal durante el transcurso de este último año? Si tuvierais que mencionar tres acontecimientos destacables para vosotros en ese lapso, ¿cuáles serían, y por qué?

DaniRodriguezOuteiral’s Profile PhotoAlternis
La verdad es que no recuerdo la última vez que sentí una "progresión" personal.
Podría ser porque, debido a las decisiones que he tomado, llevo años vitalmente estancado. Es algo que no me preocupa demasiado, ya que, en el momento en el que me encuentro, creo que es lo que toca.
Pero, es verdad que "no me pasan cosas". Mis anécdotas se mueren de frío en el pleistoceno.
Esto reduce la probabilidad de que cualquier circunstancia pueda afectarme para bien o para mal. Resulta poco probable progresar o retroceder si la inercia es lo que domina tu vida.
Claro, no vivo encerrado en una cueva. Hay que salir, y hacer cosas. E interactuar con otras personas. Y ese es, tarde o temprano, el origen de todos los problemas.
Así, el acontecimiento más destacable de este año data de aquel día que tuve la brillante ocurrencia de salir de mi zona de confort porque, yo qué sé. Me aburro.
De principio a fin, uno de los peores días de mi vida. Lo que convierte en aquella serie de desgracias en "destacable" es que, a pesar de las más que negativas consecuencias que acarrearon, sé que me seguiré aburriendo. No me sirvió para "progresar". Nada me sirve.
También me ha pasado algo que, aunque fuera yo el que lo necesitaba, era la gente de mi alrededor quien más lo deseaba.
Dejé un nido tóxico por otro en el que puedo respirar.
Aunque sea algo momentáneo, suena realmente genial, ¿no? Entonces, ¿por qué no le doy mayor protagonismo que al evento negativo anteriormente comentado? Pues porque, en este caso, el resultado era obvio.
Sin embargo, el otro, fue decepcionante. Me obligó a ser consciente, por enésima vez, de que debe ocurrir algo de proporciones inimaginables para que provoque un cambio en mí, en mi forma de pensar o de actuar.
Y no es que sea de mente cerrada, precisamente. Es que, no sé.
Es como que... ya. Ya estoy.
A modo de "bonus track", tuve un punto de inflexión positivo al aprobar una asignatura que llevaba mucho tiempo queriendo quitármela de encima. Aprobamos cinco personas de un total de ciento veinte. No sé si suena tan épico como fue, pero, así llego a los tres sucesos que sugieres.
No, si al final el balance va a ser positivo.
Nah, imposible. Habré hecho mal los cálculos.

View more

Disculpa por meterme pero ¿no será que los que tú consideraste "amigos" son unos EGOÍSTAS??? 😑

SuavePili’s Profile Photo*⭐SUAVE⭐*
Lo cierto es que nunca trato de comprender los comportamientos de los demás.
Primero, porque, las escasas veces en las que, en el pasado, lo he intentado, tuvieron, como conclusión, que resulta una pérdida de tiempo pretender comprender los actos de una persona a la que, seguramente, lo que le ocurra, sea que es imbécil.
Y, segundo, que, aunque pueda sonar soberbio, tengo (al menos, hasta ahora) la certeza de que, toda persona que se va de mi vida, o que, de alguna manera, pierde protagonismo en ella, sale perdiendo.
Porque, aún con mis interminables defectos, sé, perfectamente, lo que puedo aportar en una amistad.
Por lo tanto, allá ellos.
Dicho esto, tras leer tu pregunta, pienso que, probablemente, tengas razón.
Toda la vida pensando que soy yo el que se cierra a hacer nuevos amigos, cuando, quizá, son los demás los que aparentan cercanía, confianza y sintonía para acomodar un trámite.
Crean preciosos vínculos de porcelana con el objetivo de adornar un feo pasillo por el que deben de pasar todos los días. Luego, una vez se mudan a otro lugar, se despreocupan de los mismos. Me imagino que lo hacen con la esperanza de que, esta vez, serán ellos los que embellezcan ese nuevo espacio. Y no puedo hacer otra cosa que reírme.
Así que, sí. Tu hipótesis de que son personas egoístas es válida.
Siempre y cuando se deje a espacio a mi teoría de que hay gente que, como digo, sencillamente, es imbécil.

View more

+1 answer in: “(C) Existe el amor no correspondido. ¿Puede existir también la amistad no correspondida o es más difícil?”

People you may like

Suussaanniitta’s Profile Photo Susana Bernal
also likes
MartaaUlloa’s Profile Photo Marta
also likes
OtakuAle’s Profile Photo alguien
also likes
MeigaRiver15’s Profile Photo Marhasky
also likes
dama28poni’s Profile Photo edstyle28
also likes
LoveLoki1’s Profile Photo Raquel
also likes
cata1in01’s Profile Photo c@t@lin
also likes
yosecarol’s Profile Photo yoss nwn
also likes
Yamihj’s Profile Photo Yamilet
also likes
LolaMentaRias’s Profile Photo stahma
also likes
CarlosWolverine’s Profile Photo Carlos Soto
also likes
JoseSag’s Profile Photo José
also likes
JoseFDZDalmau’s Profile Photo Jose
also likes
CourtesygnuEmileNoble’s Profile Photo Diego ZAGA
also likes
nereee2612’s Profile Photo Itss.suarez
also likes
ShockU’s Profile Photo Shock
also likes
Want to make more friends? Try this: Tell us what you like and find people with the same interests. Try this: + add more interests + add your interests

(C) Existe el amor no correspondido. ¿Puede existir también la amistad no correspondida o es más difícil?

moscurry’s Profile PhotoNana Moscurry
No es que pueda existir, es que, de hecho, existe.
Quizá parezca que se da con menos frecuencia porque no ha sido representada hasta la saciedad en el cine o en la literatura, como sí ha ocurrido con el desamor. Seguramente, debidido a que, este último, resulte bastante más dramático que una amistad no correspondida.
Cosa que me parece algo extraña de comprender, puesto que, en ambos casos, sufrimos por no poder disfrutar de la compañía de una persona en concreto. Pero, por algún motivo, duele más cuando se trata de una posible relación amorosa que cuando se trata de una posible relación de amistad.
En cualquier caso, creo que, aunque fuese cuando éramos niños/as, es probable que, en algún momento, nos hubiera gustado ser amigo o amiga de una u otra persona, pero no pudo ser. Ya sea un compañero de clase, una chica con la que alguna vez coincidías en el parque, o, incluso, un primo que te caía muy bien pero sólo tenías la oportunidad de hablar con él en bodas y comuniones.
Al menos, a mí, sí me ha pasado. Y no sólo cuando era niño, si no, también, de adolescente, y como adulto.
Sigo conociendo a personas con las que me gustaría tener una amistad, bien por afinidad de gustos o aficiones, porque me gusta su forma de ser, o porque me parecen interesantes. Sin embargo, no se me da.
Algo debo tener, que repele a los demás.
Como suele ocurrir, llego a relacionarme con personas por el mero hecho de coincidir en un mismo entorno, ya sea académico, laboral, o de cualquier otro tipo. En ese espacio de tiempo, es posible que pueda llevarme bien con alguien y terminar creando un vínculo, más o menos, fuerte.
En cambio, cuando ese periodo acaba, dicha persona se olvida de mi existencia. Evidentemente, sé lo que es la compañía circunstancial. Me refiero a gente con la que realmente parece que podrías tener una amistad real.
Sin ir más lejos, tuve un compañero de prácticas con el que me lo pasé genial trabajando. Se mudó a mi barrio, a un bloque que puedo ver desde mi ventana. Varias veces le dije de quedar, y nunca nos vimos. No entiendo cómo, en las prácticas estábamos todo el día juntos, en una sintonía bestial, en lo bueno y en lo malo, y, ahora, viviendo a tiro de piedra, tiene cero interés en que quedemos.
Varios casos similares, sumados al hecho de que, el cien por cien de los amigos que tengo, los conocí hace quince o veinte años, me lleva a pensar que, mi tiempo para hacer amistades, ya pasó.
Menos mal que, de las pocas cosas que me preocupan, la soledad, no es, ni será, nunca, una de ellas.

View more

+1 answer Read more

¿Cuándo sabes que has olvidado/superado a alguien?

XoCoLaTeEh’s Profile Photoqueen of disaster✨
En un principio, es fácil creer que has olvidado a una persona cuando, esta, deja de pertenecer a tu subconsciente.
Siempre que alguien se va de nuestra vida de manera, más o menos, traumática, genera ese insoportable vacío que provoca que le recordemos continuamente.
Pasado un tiempo indeterminado, la frecuencia con la que recuerdas a esa persona, tiende a reducirse. La herida cicatriza.
Sin embargo, no es la ausencia del recuerdo lo que hace que superes a alguien. Es lo que sientes cuando le recuerdas.
De nada sirve que estés, incluso, años, sin pensar en una persona, si, un día, por cualquier motivo, lo haces, y se te jode la tarde. Si es así, no has superado nada. Por mucho que intentes convencerte de lo contrario.
Y, esto, es aplicable tanto a personas, como a situaciones.
Obviamente, hay veces en las que no queremos olvidar. Por ejemplo, en el caso de un ser querido que ya no está con nosotros, y de cuya compañía nos negamos a prescindir. Otra opción, se me ocurre, es que seamos unos tóxicos de mierda y no tengamos la capacidad de vivir sin depender de alguien.
Si sucede eso último, urge el exorcismo.
Dicho esto, con la experiencia, me he dado cuenta de que, al menos, en mi opinión, las relaciones de pareja, tienen un "girito" más.
Puede que ya no pienses en esa persona, tras la ruptura. Puede que, cuando ocurre, no duela lo más mínimo. Y pienses, así, que ya está. Pasaste página.
Pero, trata de recrear, en tu mente, un escenario, en el que, ves, directamente, cómo esa persona mira a otra de la misma manera en la que te miraba a tí. O que la besa de la misma forma que te besaba a tí.
Si no te afecta en absoluto, enhorabuena.
Ahora, como te haga apretar los labios y negar con la cabeza, tengo malas noticias.
Suelo compartir este "truco" con mis amigos o amigas cuando están indecisos respecto a un/a ex, y siempre les funciona.
Y aquí estoy, estudiando una carrera como un imbécil, cuando podría abrir un consultorio amoroso y forrarme de billetes.
La historia de mi vida.

View more

¡Hola! Hoy mi cerebro me ha recordado durante todo el día las veces que he hecho el ridículo. Todas. ¿Te pasa a menudo? ¿Eres consciente de cómo reaccionas ante ese tipo de pensamientos intrusivos? En caso de respuesta negativa, escribe un pareado cuya rima sea -ente. Un saludo de:

No hay día en el que, a mi mente, no le apetezca torturarme rememorando todos y cada uno de los errores que he cometido en mi vida.
Parece ser que, ese, es el propósito de mi subconsciente. Competir contra sí mismo, para ver si consigue ser más tóxico que ayer, pero, menos que mañana.
Por eso, lo que intento, desde hace muchos años, es "hacer ruido". Para no escucharlo. Tratar de esquivar el silencio.
Mediante el paso del tiempo, esa sensación de arrepentimiento, ya sea, por el ridículo enorme que hice en un momento dado, porque pude haberlo evitado, o por cualquier otra causa, se va debilitando. Muy lentamente, pero, lo hace. De alguna forma, me acabo alejando tanto en la línea temporal, que terminan prescribiendo.
Sin embargo, hay un selecto y limitado grupo de recuerdos que, aunque los años pasen, siguen atormentándome de la misma manera que lo hacían el mismo día que ocurrieron.
Porque, por mucho que haya adquirido la suficiente experiencia como para ser capaz de neutralizar los intentos de mi cabeza por hacerme daño, hay ocasiones en las que, debido a una u otra razón, me desconcentro, y bajo la guardia.
Es entonces cuando, esta, aprovecha para atacarme con esos recuerdos "vivos". Los que sabe que pueden atravesar la barrera. Y, lo que hago, es, literalmente, cerrar los ojos durante un instante, agitar la cabeza, y ponerme a hacer cualquier cosa. Lo que sea. Ordenar papeles, barrer la habitación, poner un videojuego, subir el volumen de la música, o lo que primero se me ocurra.
Obviamente, a la hora de irme a dormir, cuesta un poco más. Al vivir en un bloque de pisos, no es posible, ni deseable, armar jaleo en plena madrugada. Pero, ideé un método específico para este caso, a base de crear realidades alternativas en las que sumergirme, que ya expliqué en otra respuesta.
Pese a que te he respondido a la pregunta, y, teóricamente, esto me exime de escribir un pareado, cosa que, jamás, he hecho, como estamos hablando de hacer el ridículo, voy a intentarlo, igualmente. A ver si, con suerte, le roba algo de protagonismo a todo lo demás.
Amenazan viejas reminiscencias hirientes,
la soledad, exánime, de ruido carente.

View more

¿Qué pasaría si una máquina pudiese engullir vuestra capacidad creativa? ¿Qué sería lo primero en extraerse de la misma?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Mi humor.
Es una faceta que, aunque, en esta red social, no suelo darle mucha cabida, cualquier persona que me conozca un poco, sabe que es de las más fuertes que tengo.
En una conversación en la que yo participe, no pueden faltar, jamás, los juegos de palabras (de cosecha propia, obviamente) tremendamente absurdos, abundantes referencias a memes, y un, prácticamente, necesario, lanzamiento indiscriminado de cualquier tipo de chascarrillo que se me pueda pasar por la cabeza, hasta el punto de tener que salir corriendo de la ducha para agarrar el móvil y escribir una estupidez enorme que se me había ocurrido, para que no se me olvidara y así poder, después, tirársela a la cara a alguien.
Lo cierto es que no lo hago para hacer reír a la otra persona, si no, para reírme yo. Sí, soy de la clase de gente que se ríe de sus propios chistes. Es mi forma de esquivar la apestosa formalidad. Quiero reírme, de todo, todo el rato.
De hecho, he buscado un fragmento de un blog que leí hace un tiempo, que hablaba de esto. Dice así:
"El sentido del humor supone creatividad e ingenio, implica un modo de ver las cosas diferente, absurdo y burlesco, que acaba con el exceso de seriedad con el que demasiadas veces enfrentamos la vida.".
Si pensamos en el hecho de recrear situaciones disparatadas, absurdas e imposibles, lo más probable es que se nos venga a la mente la literatura. El cine. La pintura.
Sin embargo, cuando alguien cuenta un chiste, imita a otra persona, realiza cualquier tipo de caricatura, emplea el sarcasmo o la exageración, está haciendo exactamente lo mismo.
Y es que, al final, ¿qué es el humor, si no, otra vía de escape de la realidad? Quizá, menos pretenciosa que las mencionadas anteriormente. Quizá, por ello, valorada de distinta manera.
Sea como sea, espero no perderlo nunca. Porque, seguramente, en ese caso, aumentaría el esfuerzo, ya de por sí, importante, que me supone expresarme.
Por poner un ejemplo, y para dejar una ligera constancia de lo que he explicado al principio de la respuesta, tengo un hilo en Twitter, igual de abandonado que mi actividad física, cuya intención era la de recopilar mensajes que envío cuando el desinterés que me produce la docencia no me deja otra opción que la de dar rienda suelta a las voces de mi cabeza. Con el tiempo, les he ido asociando emojis de animales, según su carácter.
La oruga es mi favorita. Ni se os ocurra tocarla.
https://twitter.com/driffer_/status/962989280107945984

View more

[C] ¿Qué es para vosotros lo más importante para ser feliz? Pasaros por mi Ask si queréis, os sigo y os leo. ??

melvniemels’s Profile Photo* Mel.
Es común pensar que, para ser feliz, además de otros aspectos, como, por ejemplo, la quimera que me parece, y me parecerá siempre, eso de estar a gusto con uno/a mismo/a, es necesario encontrar aquello que te apasiona.
"Hacer cosas que te gustan", como suelen acuñar los blogs que se autoproclaman guías turísticos de la paz interior.
Pero, no es tan fácil. Al menos, para mí, ya no lo es. No me basta.
Y es que, conocer qué es lo que nos apasiona, aquello con lo que nos sentimos productivos, nos ayuda a abstraernos de la realidad, o, simplemente, nos divierte, puede no ser suficiente.
¿De qué sirve conocer tus placeres si no sabes disfrutar de ellos?
De un tiempo a esta parte, observo como, a otras personas que tienen las mismas aficiones que yo, dichas aficiones, les llenan. Les provocan la pérdida de la noción del tiempo, y sonríen como niños pequeños cuando se sumergen en ellas.
¿Por qué yo no puedo? Si me gusta exactamente lo mismo, le dedico la misma cantidad de horas, no pienso en otra cosa, y es a lo que recurro en cuanto tengo algo de tiempo libre.
Y, si antes podía, ¿por qué, ahora, no?
Y es que, esto, me lleva a un debate interno con el que llevo peleándome, ya, varios años.
¿No soy feliz porque soy incapaz de disfrutar de lo que me gusta, o no soy capaz de disfrutar de lo que me gusta porque no soy feliz?
¿Y si, por naturaleza, no puedo ser feliz?
Quizá, el mapa para encontrar la felicidad, no consista en un álbum de cromos que has de ir encontrando hasta completar toda la colección, mediante elementos tales como la autoestima, las aficiones, el entorno, las experiencias, las expectativas o la propia forma de ser de uno mismo/a.
Debe haber un "clic". Algo que, en cuanto penetra en tu mente, la reconfigura, por defecto, para un estado positivo que te permite, en general, disfrutar.
Que, en lugar de que, lo normal, sea vagar en un estado neutro o negativo, y que, mediante cualquier tipo de estímulo podamos experimentar alegría instantánea, que sean las circunstancias negativas las que puedan provocar que, momentáneamente, perdamos ese contentamiento, y que, en cuanto todo se restablezca, volvamos a encontrarnos con el estado base, positivo.
Ahora, ¿cuál es ese "clic? ¿cómo se consigue si no has nacido con ello? ¿cómo sabes si es el "clic" definitivo o es uno perecedero?
Sinceramente, a día de hoy, no tengo ni idea.

View more

¿El paso del tiempo os genera más dudas o más certezas, en general?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Debido a lo estática que es mi vida desde hace ya, muchos años, resulta muy difícil que el tiempo me genere más dudas que certezas.
Al no encontrarme haciendo absolutamente nada que me apasione lo más mínimo, y que, por ende, me motive a investigar sobre ello, es imposible que, las incógnitas, cuya cuna es la curiosidad, surjan de ninguna manera.
Así, por eliminación, la mayoría de incertidumbres que he afrontado desde que, físicamente, dejé de ser un niño, han aparecido en el momento que he tratado de analizar y comprender el comportamiento, tanto bueno como, a mi juicio, malo, de algunas de las personas con las que he compartido realidad.
Pero, teniendo en cuenta que, la frecuencia con la que conozco a gente nueva que me aporta más allá de un chat famélico, está, permanentemente, al filo de su inhibición, la generación de dudas, al menos, por ahora, luce como una pobre reminiscencia.
Hace unos días, leí que, el ritmo cardíaco de una ballena, es, aproximadamente, de dos pulsaciones por minuto.
A día de hoy, así es como trabaja mi curiosidad. Al límite de la supervivencia.

View more

Pensad en los sueños se/xuales que habéis tenido hasta el día de hoy. ¿Diríais que os comportáis igual que fuera de ellos, hacéis cosas que despiertos,en apariencia, no os gustarían? Hasta qué punto consideráis que fantaseáis en ellos, tanto en él quien, cómo, dónde. ¿Habéis tenido alguno “raro”?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
En los sueños, sean de la índole que sean, suelo comportarme, exactamente, de la misma manera que lo hago fuera de ellos.
Por lo tanto, lo habitual es que, estando dormido, opte por hacer las mismas cosas que me gustan, o que me gustarían hacer, estando despierto. De hecho, como mi mayor fuente de placer, seguramente, se encuentra en la parte visual, mi subconsciente realiza primeros planos espectaculares de dichas acciones en una resolución que resulta especialmente graciosa teniendo en cuenta la graduación de mis gafas.
La fantasía, en mi caso, radica más en en el quién y, alguna que otra vez, en el cómo, más que en el dónde.
Con esto me refiero a esas ocasiones en las que sueñas que le metes mano a personas que, jamás, habías tenido en cuenta para ello. He llegado a soñar, en este ámbito, con personajes televisivos que me atraen entre cero y nada, profesoras que, más de lo mismo, y con situaciones que exceden el límite de lo moral, que hacen que deteste no poder controlar lo que hago en el mundo onírico y, por consecuencia, que me pase todo ese día pensando en qué trauma oculto tiene, repentinamente, sed de atención.
En cuanto a la rareza, si obviamos los que acabo de mencionar, y nos centramos en el cómo, cobran fuerza aquellos en los que existe un inesperado giro argumental.
Por ejemplo, recuerdo uno en el que, una amiga, se quedaba a dormir en mi casa, en mi cama. En un momento determinado, mientras charlábamos, se desnudaba completamente, y se situaba encima de mí. Cuando todo apuntaba a festival, comenzaba a realizar ejercicios de gimnasia artística, mientras me los explicaba.
Si suena gracioso, imagina lo que nos reímos mientras se lo contaba al día siguiente.
Porque, evidentemente, la gracia de estos sueños es compartirlos con esa persona.
Si tienes confianza con ella, claro.
Si no, igual, es rifarte una denuncia sin ningún tipo de necesidad.
Y no es plan.

View more

¿Has dejado de hacer alguna vez algo solo porque alguien te dijera que no se te daba bien?

carlebo97’s Profile PhotoCarlebo
Todo lo contrario.
De hecho, creo que, todo lo que he terminado llevando a cabo en mi vida, al menos, que yo recuerde, ha comenzado con un "no vas a poder", "no sirves para esto", o cualquier mueca de desaprobación o de condescendencia que suelen dedicarte las personas mediocres o acomodadas cuando les explicas cuál es tu ambición en un determinado momento.
Incluso, varias veces, he llegado a esforzarme por demostrar que soy bueno haciendo algo que ni siquiera me gusta o importa sólo para cerrarle la boca a quien decía que no se me daría bien nunca, para que te hagas una idea de lo que esas palabras siembran en mí.
Podría utilizar decenas de ejemplos para recrearlo, pero, el que primero se me ha ocurrido al leer la pregunta, resulta más que representativo.
Fue hace un par de años. Yo llevaba tiempo luchando por un objetivo que, por mucho que trataba de acercarme a él, parecía huir de mí cada vez que estaba cerca de tocarlo.
Estaba explicándole esta circunstancia a una persona cuando, esta, me dijo: "¿y si no lo consigues?".
Y me lo repitió varias veces, tras ver que yo siempre le respondía, con seguridad, que lo conseguiría.
Fue, precisamente, en ese instante, cuando supe, a ciencia cierta, que lo acabaría consiguiendo.
Y, efectivamente, así fue.
Quizá, alguien, que acabe leyendo esto, pueda llegar a la conclusión de que, aunque, desde algún punto de vista, resulte ventajosa esta facilidad que tengo para encontrar motivación, acabo dependiendo de la toxicidad ajena para ello.
Pero, no. Para eso, está mi cabecita.
Ya duda de mí por los demás, en caso de que lo necesite.

View more

Te incomoda lamer un helado largo si hay delante chicos?

Fíjate si me incomoda que, una vez, inconscientemente, le di esta forma a un polo mientras lo chupaba, y terminé por hacerle una foto, debido a lo sorprendido que quedé al verlo.
Teniendo en cuenta esta habilidad innata, y, que mi suerte con las mujeres es, prácticamente, nula, me da por pensar que he vivido como okupa entre los heterosexuales todo este tiempo.

View more

Te incomoda lamer un helado largo si hay delante chicos

Tu última colectiva es bastante interesante. ¿Podrías tú también responderla?

moscurry’s Profile PhotoNana Moscurry
Para tener algo de contexto, la colectiva en cuestión, es la siguiente:
"Imaginad que existe un libro que, después de leerlo, os otorga la capacidad de amar a alguien (puede ser vuestra pareja, un amigo/a, un familiar, o lo que sea) un 20% más, pero él/ella percibirá que le amas un 10% menos. ¿Lo leeríais?".
Es cierto que, cuando queremos ("de verdad") a alguien, ya sea como amigo, como pareja, o como lo que sea, no sólo nos alegra relacionarnos con esa persona, si no que nos genera ilusión acordamos de la misma, y mostrárselo. Ya sea haciéndole cualquier regalo, preguntándole qué tal estuvo su día, o enviándole un meme. Esa sensación de complicidad es de las escasas cosas netamente buenas que podemos afirmar que tiene el hecho de estar vivo.
Estoy de acuerdo con tu respuesta en el sentido de que resultaría egoísta arrebatarle un 10% de ese sentimiento a alguien sólo para disfrutar tú de un 20% más, y que no es muy práctico querer situando la raíz de ello en esperar que te quieran.
Sin embargo, no le veo ningún sentido a tener una relación real con alguien en esas condiciones.
Dejando a un lado que, querer a un 90% de intensidad no es querer, ¿cuánto tardaría, realmente, en combustionarse ese 120% que ahora tienes? ¿No haría, ese 120%, que idealizases a esa persona hasta acabar por convertirla en alguien que no existe? ¿A quién quieres ahora, entonces?
Encuentro un sin sentido que sólo veo salvable de una manera.
Hacerlo con personas que no existen. O, que existen, pero, o no conoces, o no te conocen.
Eso me lleva a algo que no suelo contar, no porque no quiera, si no porque tampoco lo veo excesivamente relevante.
Hace ya muchos años, llegué a una conclusión similar a la que te has acercado tú en tu respuesta. Y pensé en crear otras realidades, con personas ficticias con las que tener relaciones en las que yo pudiera elegir el porcentaje de cariño que quiero sentir hacia ellas, siendo, la proporción de ese sentimiento entre dicho ente artificial y yo un 0%-X%.
Me llenan, prácticamente, lo mismo que las relaciones "reales" y, como no existen, no pueden aparecer secuelas de ningún tipo, para nadie.
Es práctico, lo mires por donde lo mires.
Conclusión: No leería el libro. Ya escribo yo otros mejores.

View more

¿Os parece lícito que alguien quiera desaparecer? ¿Creéis que tomaríais esa opción en algún momento, entraría en vuestros planes dejarlo todo atrás, absolutamente todo?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Me parece lícito que, cada cual, haga con su vida lo que quiera.
Lo que no me parece tan lícito es que se tomen decisiones sin tener en cuenta el daño que, dichas decisiones, puedan hacer a personas que no merecen recibirlo.
Me explico.
Antes, cada vez que alguien desaparecía de mi vida, casi siempre, sin dar ningún tipo de explicación previa, me daba una rabia terrible. Me parecía algo tremendamente egoísta, e, incluso, cobarde, y solía devanarme los sesos tratando de encontrar una razón inexistente, creando, de esta forma, en mi interior, un rencor tan famélico como innecesario.
Con los años, he comprendido que hay personas que, simplemente, se van. Cuando quieren. Por sistema. Y no queda otra opción que aceptarlo como algo inevitable y disfrutar de la compañía que puedan brindarte hasta que, esta, se agote, puesto que, cualquier otra cosa, no va a depender de tí.
Y, si lo he comprendido, ha sido gracias a que me he relacionado con varias personas que, al poco tiempo de conocernos, me han avisado de que tienen por costumbre dejar de existir de un día para otro.
Aunque pueda resultar algo "frío", ya que, para mí, se asemeja mucho a la firma de un contrato, se agradece que la otra parte te alerte de antemano, porque, tras ello, la responsabilidad de seguir manteniendo el contacto, o no, con esa persona, pasa a ser completamente tuya. Por lo tanto, por mucho que te pueda doler cuando ocurra, no tienes derecho a quejarte.
Dicho esto, en mi caso personal, aunque, para una parte de mí, el deseo de desaparecer, desde hace mucho tiempo, se antoja algo tan recurrente como inevitable, existe otra gran parte que, aunque es consciente de que lo más importante es, siempre, uno/a mismo/a, sabe que no sería justo para aquellas personas que han elegido acompañarme y soportarme hasta el día de hoy.
Y no es que esté atado a nadie, precisamente.
Puedo dejar de dar señales de vida durante un tiempo por pura necesidad, como ya he hecho más de una vez, pero, jamás, le negaría el contacto, durante ese periodo, a ninguno de ellos.
Es que, teniendo en cuenta, como digo, la cantidad de gente que aparacerá y desaparecerá de nuestras vidas sin que podamos hacer nada al respecto, me parecería tremendamente absurdo deshacerme de los que siempre permanecen.

View more

Cómo solés reaccionar cuando una persona te cuenta sobre algo que le apasiona, aunque vos no estés muy familiarizado con el tema o por el estilo, y puede estar largo rato hablando de eso porque le hace ilusión?

Depende de cómo lo cuente.
Si lo que hace es dar la chapa sobre algo, tratando de repartir lecciones morales o de convencerme de cualquier cosa, por mucha ilusión que le haga, lo más probable es que le ignore hasta que se canse.
En cambio, si lo que ocurre es que, esa persona, en mi compañía, se relaja, y se siente lo suficientemente cómodo/a para compartir conmigo sus pasiones y lo que conoce y/o le gustaría conocer de ellas, le escucho atentamente e, incluso, voy haciéndole preguntas de vez en cuando para que profundice en ello, aunque a mí, en principio, lo que me está contando, no me cautive especialmente.
Se trata de la pasión. La pasión es algo que, en mi opinión, hay que alimentar a toda costa. Sea propia o ajena. Obviando, evidentemente, el tipo de "pasiones" que he mencionado al principio de la respuesta. Esas, no.
Y, esto, lo digo porque, todos y todas, conocemos a alguien que prefiere no opinar o, directamente, no hablar, sobre él/ella mismo/a, porque, en el pasado, de una u otra manera, le han hecho entender que lo que le gusta no es importante o interesante. De esa forma, acaba pensando que tienen razón y termina por reprimirse, cuando, en realidad, lo que sucede es que ha tenido la mala suerte de rodearse de personas tremendamente egoístas.
Sé lo que es, y es ahí donde radica el motivo por el cual intento que, la gente que me importa un mínimo, se sienta plenamente atendida cuando se expresa.
Porque es horrible lo insignificante que te sientes cuando no hacen lo mismo contigo.

View more

¡Hey! ¿Qué hacéis cuando os dais cuenta de que una situación está comenzando a sobrepasaros?

Juudith98’s Profile PhotoStolen kisses.
Normalmente, cuando siento que algo está a punto de sobrepasarme, suele ser demasiado tarde.
No sé si será por mi condición humana, que me lleva a negarlo todo como antesala a la mayoría de situaciones adversas, o por mi orgullo, que necesita ver un certificado oficial de la derrota para dejarme en paz. De cualquier forma, sólo admito que me estoy hundiendo cuando ya he comenzado a ahogarme.
En esos casos, trato de buscar algún momento para estar sólo, en silencio, en algún lugar alejado y lo menos transitado posible, donde no tenga mis "calmantes" (música, videojuegos, etc.) a mano, para analizar la situación sin distracciones de por medio. Por decirlo de alguna forma, me acorralo a mí mismo.
Utilizo esa pausa para decidir si vale la pena, o no, seguir luchando por esa causa.
Y, a pesar de todas las veces que lo he hecho, sabiendo perfectamente lo que va a ocurrir, siempre ignoro, inconscientemente, la previsibilidad de mi mente.
Si, como digo, al llegar a ese punto, ya suele ser demasiado tarde, ¿qué es lo que tengo que discernir entonces?
Me engaño a mí mismo. Me llevo a un lugar tranquilo para, en teoría, aclarar la mente, cuando, en realidad, lo que voy a hacer es contarme una mala noticia con la delicadeza propia de un amigo de toda la vida.
Así, el camino de vuelta a casa, en un silencio aún mayor del que he salido a buscar, queda como el proceso pertinente de cicatrización.
Evidentemente, me refiero a situaciones límite con un impacto relativamente importante en mi vida que he ido obviando pensando que, en algún momento, podría con ellas, no a cualquier nimiedad.
Más que nada porque, estos dramas, no pueden montarse todos los días.
No sale rentable.

View more

¿Odiar/desacreditar lo popular nos hace interesantes?

arthitx’s Profile Photoarthit pregunta
Resultar o no interesantes no es algo que dependa de nosotros mismos, ya que, cada individuo, tiene sus propios gustos e ideas, y, lo que a alguien pueda parecerle cautivador, para otra persona puede ser lo más anodino del mundo.
Partiendo de eso, entiendo que lo que expones es el típico comportamiento de aquellos y aquellas que buscan reconocimiento por el simple hecho de tener preferencias distintas a la mayoría.
Y es aquí donde hay que hacer una diferenciación.
Si desacreditamos algo en base a unos principios o a unas razones fundamentadas, y, preferiblemente, imparciales, y, mediante ello, no buscamos la aceptación de nadie, como digo, el interés que genere nuestra postura dependerá de quien lo interprete. Pero, lo que es seguro, es que estaremos realizando una demostración de inteligencia.
Sin embargo, si lo hacemos para aparentar que tenemos un criterio que, paradójicamente, consiste en no tenerlo, aunque podamos parecer interesantes a ojos de nuestros hipotéticos semejantes, estaremos reflejando una ausencia de personalidad y, probablemente, de autoestima.
Por lo tanto, la decisión de no seguir la corriente no es interesante como tal. Lo que puede resultar, o no, interesante, es la razón por la cual se sigue, o no, dicha corriente.

View more

Qué haces cuando cierras un ciclo? Quiero decir una etapa, no los estudios jajajaja. Un beso enorme!

Trato de recomponerme antes de afrontar el siguiente.
Comenzar una nueva etapa sin antes limpiar y eliminar de tu mente cualquier residuo que haya podido dejar la anterior, conlleva el riesgo de que, este, se acumule junto al que, probablemente, acarree el nuevo tramo en el que pretendes embarcarte.
Al menos, eso es lo que me dice mi experiencia.
Todas aquellas veces que me he metido en algo, sin haber salido por completo de lo anterior, han sido un completo desastre.
Es lo que comúnmente se conoce como "hacer borrón y cuenta nueva". En determinadas ocasiones, se necesita más o menos tiempo. En otras, el reinicio se consigue realizando algo en concreto, o viajando a un lugar en el que todo desaparece.
Obviamente, cuando existen fechas límite tras las cuales no podemos comenzar un nuevo ciclo, la presión aumenta, y tendemos a tirarnos de cabeza para "no perder tiempo". Esto se debe la absurda y forzada velocidad a la que se vive hoy en día, la cual, inocula comportamientos o corrientes como la de que, en general, se ve mejor el hecho de estar ocupados/as haciendo cualquier cosa, aunque dicha cosa no nos esté sirviendo ni estemos aprendiendo absolutamente nada de ella, que estar sentados/as en casa.
Y yo podría compartir la estúpida e irrecuperable cantidad de años que he perdido por pensar de esa manera.
Pero, no quiero que se me malinterprete. Evidentemente, habrá cosas que tendremos que hacer por obligación, aunque no nos aporten nada, básicamente, para sobrevivir. Yo me refiero a objetivos, por llamarlos de alguna manera, vitales. Cualquier tipo de formación, académica o laboral, búsqueda de nuevas aficiones, relaciones con otras personas, y demás.
En definitiva, ahora, cuando finalizo cualquier etapa, me centro en buscar la mejor forma de hacer todo el espacio posible en mi cabeza, deshechando todo aquello que no me sirva, con la idea de evitar comenzar la siguiente arrastrando, innecesariamente, un puñado de cadáveres desde el primer minuto.

View more

Imaginad que tenéis que atravesar un laberinto. De todas las obras, de todos los tipos de arte que hay, mostradme una captura, una imagen, de ese laberinto.

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Los típicos laberintos que primero se nos vienen a la cabeza cuando intentamos representar uno mentalmente, dejaron de suponer algún interés para mí desde que descubrí el método de la mano derecha.
Aunque, dependiendo del tipo de laberinto, no resulta cien por cien efectivo, me ha sido de gran utilidad para resolver cualquiera de los que he tenido que enfrentar en distintos videojuegos.
De esa forma, lo que me motivaría a la hora de solucionar un laberinto, más allá de perderme o de ser incapaz de encontrar la salida, sería el ingenio que se me podría exigir para obtener ventaja de alguna clase de puzzle que, de no hallar la forma de resolverlo, esto supusiese mi estancia eterna en dicho laberinto, la posibilidad de renunciar a un atajo, o cualquier otra cosa que me perjudicase.
Por eso, si me viese en la obligación de tener que escoger uno, sería el laberinto del jardín de Hera, en 'God of war 3'. Hay varios laberintos en este juego, pero este, en concreto, es especial.
Y digo que es especial porque utiliza una mecánica, a mi parecer, bastante creativa, que te obliga a mover distintas piezas, colocarlas de una determinada manera o en un determinado ángulo, y activar, o no, ciertos mecanismos, para que, dichas piezas, den la sensación de que están en contacto si miras el laberinto desde un punto de vista concreto.
La solución es una ilusión óptica, irreal. Aunque algunas piezas se encuentren representadas en dos dimensiones, y, otras, en tres, si, desde ese punto de vista, por mucha distancia que pueda separarlas, parecen tocarse, el personaje podrá avanzar caminando sobre ellas.
Supone una tortura como cualquier otro, pero, en este, al menos, te entretienes.
Dejo un GIF en lugar de una captura porque creo que, en este caso, se aprecia mejor así.

View more

Imaginad que tenéis que atravesar un laberinto De todas las obras de todos los

¿Podéis hacerlo mejor o no dais para más? ¿Cuando os preguntáis esto, y cual es la opción por la que os decantáis con mayor asiduidad?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Precisamente, ayer, me vi involucrado en uno de los tantos debates que termino llevando a cabo conmigo mismo cada vez que detecto que, algo sobre lo que tengo algún tipo de responsabilidad, no funciona como quiero que funcione. Curiosamente, trataba sobre lo que preguntas.
Para mí, algo muy importante, en general, en la vida, es el equilibrio. Y, aparentemente, a mí, me cuesta encontrarlo.
Respecto a este tema, se trata del punto medio entre exigirme demasiado y no exigirme absolutamente nada.
Porque, cuando me pregunto lo que comentas, la opción de que no doy para más, en cuanto aparece, es descartada. ¿Cómo no voy a poder dar para más, habiendo gente que sí puede?
Sabiendo que cada persona es distinta, y que cada uno y cada una tenemos capacidades y habilidades diferentes, yo me exijo como si las tuviera, literalmente, todas. Seguramente, no tengo ni el diez por ciento de ellas. Sin embargo, me niego a pensar que soy incapaz de hacerlo mejor.
Y sé que no puedo ser más injusto conmigo mismo, teniendo en cuenta que mis condiciones no son, ni de cerca, las de exigirme tanto como lo hago. Pero, es mi forma de ser. Es irremediable, me brinda más frustración que otra cosa, y es una tortura que podría evitar si eso no implicase, en mi mundo, rendirse.
Por eso, aunque sepa perfectamente que no es verdad, siempre pensaré que pude haberlo hecho mejor. Porque lo contrario conlleva aceptar que no valgo.
Y, desde hace muchos años, mi existencia se resume en demostrar que valgo.

View more

Enseñadme un extra de cualquier vehículo que os parezca curioso y una innovación útil, práctica.

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
La automoción es una industria en constante evolución en la que, progresivamente, la electrónica, ha ido ganándole terreno a otros aspectos propios de los vehículos como la mecánica o la estética. Esto es debido a que, las marcas, compiten por incorporar las funciones dependientes de un ordenador más avanzadas o llamativas, ya que, estas funciones, suelen ser las que primero quedan obsoletas al delatar la época a la que pertenece la máquina en cuestión.
Curiosamente, yo, que pertenezco al sector de personas que prefieren los coches antiguos en los que "cuantas menos tonterías tengan, mejor", cuando estuve estudiando automoción, estas "tonterías" eran las que mayor atención captaban por mi parte cuando las explicaba el profesor.
Como digo, existen muchísimos extras de los que hablar, pero voy a hacerlo sobre uno que me resultó muy curioso cuando lo estudié en su momento. Además, considero que puede resultar interesante, ya que no es tan conocido como otros que se encuentran actualmente más extendidos.
Se trata de un sistema de seguridad destinado a evitar que el conductor o conductora se quede dormido/a al volante, o que sufra una pérdida de concentración que aumente considerablemente las probabilidades de sufrir un accidente.
Que yo conozca, existen dos tipos de sensores que se emplean en estos sistemas. Uno de ellos, de presión, se sitúa dentro del volante. Valora y detecta si, quien conduce, deja de posar las manos sobre él o no ejerce la fuerza necesaria para sujetarlo en caso de una maniobra de emergencia, pudiendo indicar esto que el conductor o conductora se ha quedado dormido o no está suficientemente concentrado/a.
La otra opción, en la que ya llevan años trabajando marcas como Toyota, precisa de un sistema de reconocimiento facial cuyo objetivo es detectar signos claros de cansancio como que el conductor cierre demasiado los párpados o sacuda la cabeza con cierta frecuencia.
Cuando eso ocurre, estos sistemas emiten un sonido para alertar al conductor y/o sueltan una bonacada de aire frío directamente a la nuca de éste, a través del asiento.
Y, lo apasionante, es que, esto, que quizá nos pueda parecer novedoso, lucirá arcaico de aquí a, relativamente, poco tiempo.
Dejo un montaje cutre que acabo de hacer sobre uno de los sistemas que he descrito antes, por si a alguien le interesa ver cómo funcionan.

View more

Enseñadme un extra de cualquier vehículo que os parezca curioso y una innovación

Next