¿has leido o escuchado de la adelfopoiesis?¿significaría eso que en algún momento el cristianismo fue tolerante con la homosexualidad (o algo así)?

David ATR
Sí, es algo de lo que se pegan algunos activistas LGBTI para promover precisamente la idea de que la homofobia cristiana es algo reciente e hipócrita. Por ejemplo, recién creamos la AAAB invitamos a Julio César Mancera a dar una conferencia y buena parte de su exposición giró alrededor de este tema.
No obstante, a mí me parece una pésima estrategia por tres motivos:
1) El tema es bastante discutido, y está lejos de que la interpretación gay-friendly se imponga a las alternativas.
2) El dios cristiano dice claramente en la Biblia que los gays deben ser asesinados. Eso no tiene vuelta de hoja. Es tan homofóbico e intolerante como los semianalfabetos pastores de cabras que se lo inventaron, y como sus seguidores más fieles hoy en día.
3) Es irrelevante y autoderrotista: los LGBTI tienen derechos, así a Voldemort, dios o Pinocho les dé un ataque de furia encolerizada, y se paren de cabeza. Esa táctica de tratar de cambiar de opinión a los intolerantes con tecnicismos tiene la desventaja de que admite desde el principio que si esa interpretación no existiera (o si en el futuro llegara a ser refutada irreparablemente), los derechos LGBTI no tendrían legitimidad, y además tiene el riesgo añadido de que en cualquier momento uno de esos matones intelectuales a lo YouTuber panameño fracasado convertido en candidato del 'Centro' 'Democrático' se coge de cualquier otro tecnicismo para contrarrestar este esfuerzo y ya con eso vuelve a tener la sartén por el mango. Para rematar, es una estrategia que, por pura consistencia interna, tendría que aceptar las demás posturas intolerantes vomitadas por el cristianismo (o la superstición de turno) para las cuales no pueda encontrar un tecnicismo del cual cogerse.
Es que, en últimas, luchar por los DDHH por fuera del marco del laicismo es como tener talones de barro: en cada momento existe el riesgo de que todo el entramado se venga al piso. Para completar, es jugar en un terreno tremendamente desequilibrado en contra de la igualdad y, además de ser indignante, a mí me cansaría la gimnasia mental que requiere rebajarse a las expectativas de los borreguitos para que dejen de tratar de imponerle su libro de pócimas al resto de la humanidad, como si ese no fuera el derecho de las cosas en primer lugar.
No sé, es que yo soy más de: "Todos tenemos los mismos derechos porque somos humanos, y si eso va en contra de lo que dice su dios, a quejarse al mono de la pila"; en vez de: "Venga, sí, tiene toda la razón al querer imponernos sus estúpidas reglas, pero, ¿podría ser un poquito menos literal en la interpretación de este pasaje? Es que prefiero mi interpretación sesgada a la suya, porque la mía me favorece".

View more