Yo fui al SyFy y me sentí muy incómodo. Había mucho machirulismo y matonismo en un público que no soportaba nada que se saliese de lo que esperaba. Me da pena este friki-talibanismo y que gente a la que le gustaba ir de marginada e incomprendida, de sensible incluso, ahora reproduzca esas actitudes.

Ya somos dos. De todos modos, ¿cómo es posible que ese público no viniera avisado ya de casa del tipo de propuesta que iba a ver? No es una película surgida de la nada, precisamente. Y, en una nota relacionada, ¿por qué la gentuza no se va de la sala, si tanto le incomoda lo que el resto del público está viendo?

The answer hasn’t got any rewards yet.