Mauro, podrias contar como fue tu experiencia con Ayahuasca? Y tuviste experiencias con otras drogas psicoactivas? Que opinas de estas como puerta hacia una mayor conciencia en estos tiempos? Saludos!

Hola :) Tomé Ayahuasca 6 veces en total, siempre en ceremonias con chamanes, 5 entre fines del 2012 y primavera del 2013, y una más a mediados del 2014. En todos los casos pasé toda la noche en mi lugar, principalmente acostado en mi bolsa de dormir o por momentos sentado, salvo en la primera, en la que en el medio nos hicieron ponernos uno al lado del otro sentados en fila a tod@s, primero mujeres y luego hombres (o quizás viceversa, no recuerdo bien). Me resultó muy pero muy útil, sobre todo para recordar que existen estados de intensa presencia, de infinito Amor e infinita Paz, y para entender cosas sobre la existencia que nunca había entendido, mediante mi propia experiencia: que todos somos Uno, que todo está todo bien todo el tiempo, que no somos este cuerpo ni esta mente, que todo malestar está generado por la propia mente, que el cuerpo está ENORMEMENTE influido por nuestra mente. Pero también hubo algo malo, que fue que me apegué mucho a esos estados de tanta Paz, Amor y Felicidad profundísim@s, aunque eso es tema mío. La última vez participé en parte para acompañar a mi entonces pareja a su primera ceremonia, y también de paso para ver qué ocurría y confirmar algunas cosas. Desde entonces no volví a sentir la necesidad de una nueva ceremonia. Por otro lado, entre esas ceremonias y el seguir practicando meditación, me fui dando cuenta de que la Ayahuasca me dejaba muy cansado cada vez, y que lo que hacía era suprimir condicionamientos mentales temporalmente, pero luego esos condicionamientos volvían. La meditación, en cambio, nos lleva progresivamente a erradicar todo condicionamiento mental de raíz del todo. Siempre digo que la Ayahuasca me mostró a dónde voy y me sirvió como un enorme incentivo para seguir, y me brindó conocimiento que me sirve en el camino, pero que el camino en sí hasta ese destino que la Ayahuasca me mostró (es decir, vivir siempre en esos estados de Paz, Feliz y en Amor) es principalmente mediante la meditación.
No he probado otras "drogas" psicoactivas, sólo la Marihuana, si querés contarla, unas cuantas veces sobre todo años antes, y me ayudó también a expandir mi consciencia, conocer mi mente y sus posibilidades, y tener nuevos puntos de vista sobre las cosas (y también a relajarme y divertirme mucho), pero no fue ni por lejos algo tan profundo y significativo como lo fue la Ayahuasca para mí. Conozco a algunas personas para las cuales la Ayahuasca fue igual de útil, pero también a otras que no les ha ayudado tanto e incluso me han contado de otras a las que les ha hecho mal. He notado que los factores fundamentales de cómo resulta para cada uno es cuánto uno confía y se abre a lo que sea que tenga que suceder, y con qué intención uno hace la ceremonia. Y lo mismo con otras plantas.
Sobre todo siempre recomiendo aprender y practicar meditación Vipassana, te invito a leer esto, por si aún no lo has leído: www.maum.soy/vipassana-post .
Abrazo y que estés muy bien y cada vez mejor :)