¿Alguna vez te han llamado al despacho del director de tu escuela/instituto? Si es así, ¿por qué motivo?

Uy si! Creo que en más de una ocasión. Llegaron a expulsarme del colegio Jesuitas durante 2 días y falté 4. Argumenté que no había entendido bien cuántos me habían caído de castigo y que, como no me lo habían dado por escrito, había creído que eran cuatro, ya que un profesor me había amenazado con echarme cuatro días.
En el instituto me obligaron a ir a hablar con Dirección porque un día nuestro querido profesor de Geografía me recogió del suelo de la clase mientras lloraba de la risa y era incapaz de levantarme. No podía parar. Al no ser capaz de controlarnos a unos cuantos, que llorábamos desconcoladamente después de escuchar las burradas que había dicho una compañera, nos trató de sacar del aula a rastras. Fue increíble porque en el fondo él también se estaba riendo. Creo que fue una de las veces que mejor me lo he pasado en la vida. Me dolía el cuerpo de tanto reir. Tenía la cara como un tomate.
La directora, no nos dijo nada más que intentásemos no reirnos tanto de otros compañeros, y cuando supo el motivo, ella tampoco pudo evitar sonreir y morderse los labios.

View more