¿Cuál es tu remedio contra el estres?

Viajar.
Una madre, una novia, y un cantautor gallego.
Da para comedia, o para drama, según se mire.
“Los rosarinos somos creativos, a falta de paisaje Rosario tiene lindas minas y buen fútbol. ¿Qué más puede pretender un intelectual?” Esa era la respuesta de Roberto Fontanarrosa cada vez que le preguntaban por qué vivía en Rosario.
Mis referencias de esta ciudad (la tercera más poblada de Argentina), a orillas del majestuoso río Paraná, era que de aquí había salido Messi, Menotti, Bielsa, mi admirado Fito Páez, y el legendario Che Guevara. Palabras mayores. No sé en qué lugar ubicar a Valeria Mazza, pero vaya, que también me encanta.
La cuna de la bandera nos recibió cerrada a cal y canto. La primera semana de enero no es el mejor momento para empaparse de su actividad frenética -si es que la tiene-. Paseamos bastante y disfrutamos de unos días al sol, y ricos tragos al borde del río. Tuve la sensación de que ha tenido mejores épocas esta singular ciudad que sólo existe a un lado del río, algo sumamente extraño para un europeo como yo, acostumbrado a ver grandes ciudades extenderse a ambos lados de los ríos que las cruzan; París, Londres, Roma, Budapest,... por citar algunos ejemplos en los que he estado. De veras, fue algo que me dejó perplejo y que si tienen alguna información sobre el motivo de esto, me encantaría conocer.
La Barcelona, o la Chicago argentina, como algunos llaman a Rosario, me resultó menos intensa, más tranquila y organizada, menos caótica, más educada y más limpia, más reglada, que la ciudad de la furia en la que vivo de Buenos Aires, pero claro, tres días, dan para poco análisis. Me faltó alguien que jugase de local y me mostrase los recovecos con encanto que no aparecen en las guías.
"...Tu vida transformó la mía
Y esto es verdad
Y la vida como viene va ...
...Y algo, me dice que perdimos algo
Perdimos y ganamos algo
Algo en verdad"
Rosario siempre estuvo cerca - Fito Páez
Salgo de viaje con la ilusión de un niño, con todo por descubrir, con mucho por soñar.
Vuelvo de viaje más mayor, más maduro, con la mochila y los bolsillos cargados de sueños por cumplir, de aprendizajes que compartir, de ganas de seguir adelante.
Cada noche, antes de ir a dormir, pienso en ello:
https://open.spotify.com/album/77RUBt0tibq8h11kqVxvgK

View more