Ask @shadesofscool:

⚡ 23:31 ⚡

Jay.
Di algo, me estoy consumiendo, al igual como se puede consumir aquella persona que tiene ganas de decirlo todo y piensa que es mejor no decir nada. Anda, no te quedes callado, que el silencio también es un cuchillo que atraviesa la piel y los sentimientos. Si me dices dónde estás y que me necesitas, te juro que dejo todo este desastre por ir detrás de ti. A veces me siento tan pequeña como un grano de arena y tan insignificante como para pensar que te has ido porque no has reunido las suficientes ganas como para quedarte. Di que me echas de menos, por favor, di algo. Di, aunque sea que no tienes nada que decir, que todo ha sido una mentira y que nada valió la pena; que desde un principio estábamos destinados a tenernos, pero a distancia. Que por un tiempo dormiríamos en la misma cama y por el resto de nuestra vida en camas separas. Quizás para ti no significó nada, por eso decidiste ser el primero en tirar la piedra y en abandonar lo poco que tenías. Para mí tú lo eras todo y eso, me imagino, que es muy jodido, porque cuando quieres a una persona al punto de convertirse en tu único mundo; cuando se va, también se lleva todo. Yo lo perdí todo, tú quizás no perdiste nada, porque todo lo que te daba, para ti, eran cosas vacías. ¿Y cómo se renuncia a ti? Dime… porque la noche me recuerda que todavía me queda mucho por echarte de menos.

View more

I know you're the reason I believe in life;

Antoinette.
Extraños. Eso somos. Un mundo tan grande. Un infinito tan pequeño. Personas que son un mundo. Otras que lo encuentran cuando alguien los toma de la mano. Cuando las besan. Cuando les hacen temblar hasta lo que tenían seguro que no bailaba. Los vemos pasar a diario, a cada segundo, a cada palpitar. Nos enamoramos de algunos, odiamos en cambio a otros a primera vista. Nos entristecemos al saber que jamás los volveremos a ver. Nos hacen suspirar. Extraños, como lo desconocido, pero con la posibilidad de ser conocido. De aferrarse. De soltarlos y dejarlos ir. De darles una oportunidad de abrirles el pecho y quedarse expuesto a la vulnerabilidad. Un par de miradas bastan para saber a quién vas a echar de menos en el momento que mires a otro lado. Ves pasar al posible amor de tu vida al lado del amor de su vida. Y lo peor es que ni siquiera has cruzado palabra o tropiezo, canción ni verso. Sólo un par de domingos en los que, sentados en el parque, levantas la mirada y le ves feliz. Sonriente. Otras veces triste.Desconocidos o descosidos, porque no sabes si están realmente luchando ahora mismo contra la guerra de su vida. Desconocidos que te traen paz en medio de tanta guerra, que te traen el desierto ante semejante tormenta a la que te enfrentas, que te llenan los ojos de ilusión y la boca de silencios.Unos te traen; otros te llevan. S̶e̶ ̶d̶e̶s̶v̶a̶n̶e̶c̶e̶n̶ ̶e̶n̶ ̶u̶n̶ ̶p̶e̶s̶t̶a̶ñ̶e̶o̶,̶ ̶e̶n̶ ̶u̶n̶ ̶r̶e̶s̶p̶i̶r̶o̶,̶ ̶e̶n̶ ̶u̶n̶a̶ ̶d̶i̶s̶t̶r̶a̶c̶c̶i̶ó̶n̶. Qué lazo más fuerte el que se crea entre los dos extremos de un río cuando deciden construir puente. “No le abras la puerta a un desconocido”. Perdón, ya la he abierto un millón de veces y no me arrepiento de haberlo hecho, independientemente de los portazos de después.

View more

O42. Tu recuerdo me retorna al averno.

Robi☕
Tu recuerdo recorre el pleno universo de mi mente, manteniéndolo en desasosiego, en un insomnio inmortal. Las caricias, las sensaciones un recuerdo que no puede ser transformado nuevamente en realidad. Tantas alegrías que entristecen mi interior al saber que ya no estás. Existes en mi corazón, pero no cuando me encuentro en mi soledad. Nada tangible, nada que pueda tocar. Recuerdos y vivencias que me hacen danzar en el aire, donde tu calidez me abraza, pero la oscura noche me templa. Un alma fría, fría y sedienta del cálido amor que solo tú una vez me supiste dar. Desearía tenerte en mis brazos, recordarte cuanto te amo, pero, ya es muy tarde. La vida nos separó. El destino nos jugó una carta extraña que solo él podrá interpretar. Sabes que no sé olvidar, menos siendo tú mi mayor debilidad. Pero a diario temo que las circunstancias mundanas transfiguren mi ser haciendo de mí alguien que no conozca, y que el hecho de que te pueda olvidar sea una realidad. Sin embargo, sufro más la idea de que mi recuerdo deshabite algún día tu morada. Continúo mi camino en busca de fuerzas para andar. Tú, caminas sobre nubes, yo, gateo en el suelo. Tu viento devuelve mi respiro, t̶u̶ ̶r̶e̶c̶u̶e̶r̶d̶o̶ ̶m̶e̶ ̶r̶e̶t̶o̶r̶n̶a̶ ̶a̶l̶ ̶a̶v̶e̶r̶n̶o̶.

View more

; Back to the old times.

Larissa.
Me he dado cuenta de que nos pasamos la vida quejándonos, de esto y de lo otro. Si llueve porque no quieres que llueva, y si hace sol porque hay demasiado calor. Si apruebas el examen porque tendrías que haber sacado más nota, y si suspendes porque te tienen manía. Si tus amigos te llaman porque no te apetece salir, y si no te llaman porque pasan de ti. Si no tienes trabajo porque no sirves para nada, y si lo tienes porque tu jefe es un capullo. ¿Pero sabes qué? Que a la mierda. Si llueve saca el paraguas y aprende a bailar bajo la lluvia. Si hace calor ponte el bañador y sal a disfrutar del Sol. Si apruebas siéntete orgulloso de lo que has hecho, de habértelo ganado. Si suspendes estudia más para otra vez. Si te llaman quítate toda esa pereza y sal a ver qué pasa, irá bien. Si no te llaman, coño, coge el teléfono y llama tú. Si no tienes trabajo, déjalo todo y búscatelo, alguien siempre te necesitará. Y si tu jefe es un capullo, allá el, él será el que viva su vida como un gilipollas. Deja de quejarte, d̶i̶s̶f̶r̶u̶t̶a̶ ̶d̶e̶ ̶l̶a̶s̶ ̶p̶e̶q̶u̶e̶ñ̶a̶s̶ ̶c̶o̶s̶a̶s̶ ̶y̶ ̶o̶l̶v̶í̶d̶a̶t̶e̶ ̶d̶e̶ ̶l̶a̶s̶ ̶m̶a̶l̶a̶s̶, deja de ver el vaso medio vacío y llénalo. Y si te levantas con el pie izquierdo, recuerda que al lado tienes el derecho.

View more

[ s e c r e t s. ]

❀✿ Bryaη ❀.ᅝᅝ
Los secretos del pasado atormentan su presente, dejando en evidencia los malos pasos que ha dado. No la dejan continuar, divagan en su vida como fantasmas en la noche. Voces en su cabeza son los que toman el poder, indefensa contra sus propias fuerzas oscuras, pide clemencia para la salvación de su alma. Hundida en la memoria, en el abismo que se ha convertido su mente, sumergida en lo que fue y no en lo que es. Noches en desvela acompañada sólo con su cuerpo y la luz de la blanca y redonda Luna, tan sola como ella en el cielo despejado, sin estrellas. Queriendo superarse pero sin tener ningún logro, queriendo todo y estar sin nada, solamente llena de emociones que la ahogan, que le imposibilitan respirar normalmente. El dolor incrustado en su pecho, invadiéndola por completo, llevándose consigo al ángel que se había transformado para retornar al diablo en el que era. Sus alas se convirtieron en un negro azabache que serán su escudo, su muro para el que quisiera entrar en ella, en el corazón que ahora se encuentra vacío. Esconderá todo lo que crea que sea una debilidad, estará llena de sentimientos pero parecerá como si no tuviera, parecerá muerta en vida. Se volverá distante, fría y cerrada, llorara en silencio, sin emitir ningún ruido. Aprenderá a sufrir sola, en realidad, siempre estará con sus vicios, con la sangre, con su depresión. Costará parte de su vida, la mayor parte de su tiempo y sobre pasar los límites para que se diera cuenta que todos poseemos demonios, fantasmas, secretos y pesadillas y que de a poco, mientras pasan los días aprendemos a convivir con ellos, aprendemos para que nos destruyan por completo, a̲pr̲e̲n̲d̲e̲m̲o̲s̲ ̲pa̲r̲a̲ ̲s̲o̲b̲r̲e̲v̲i̲v̲i̲r̲, para que nos consuman por completo y dejando sólo cenizas, dolor y melancolía.

View more

"Someday this pain will be useful."

Un día seremos polvo y no quedará nada. El viento nos llevará consigo como si jamás hubiésemos existido. Las canciones nos olvidarán como si nunca nos hubiesen hecho sangrar el corazón y como si nunca nos hubiesen curado el alma cuando, perdidos y agotados, buscábamos una razón. La razón de ser. La nuestra. Las fotografías nos olvidarán: los colores, el contraste, los lugares, el tiempo. Las sonrisas se marchitarán y se irán con nosotros a aquel lugar. Y no sé dónde queda exactamente, no sé si dentro del sol o en alguna otra galaxia a la que el hombre aún no ha llegado. Y seremos, quizás, cometas, estrellas o planetas. El amor, ese chaleco antibalas que usamos a diario para que nadie nos haga daño, no servirá de nada porque tendrá tantos agujeros como errores. Y las balas pasarán sin ningún impedimento. Las miradas que nos quemaron arderán en alguna mente perdida que intenta recordar cuándo fue el día o la noche donde la piel cogió aquella forma de llaga. Y levitaremos. Cruzaremos la atmósfera, la geósfera y la hidrósfera en busca de nuestro eterno descanso. Y el sol verá cómo nuestras partes se desintegran al compás del latir de una estrella fugaz. Seremos fugaces. ¿Cuán fugaz es la vida? ¿Acaso no debería considerarse también una estrella más?

View more

«Me entregas entre tus labios un pedazo de universo.»

Si supieras que te tengo a cada segundo presente, que en mi mente solo estás tú, que anhelo cada instante tu llegada, para así poderte abrazar y besar para deshacerme de estas incontrolables ganas de hacerlo, ni te imaginas la ansiedad que tengo de verte, de sentir tu mirada sobre mí, de oler tu perfume y embriagarme con él, de sentir como se eriza mi piel al entrar en contacto con la tuya, de rozar mis labios con los tuyos y así empezar a besarte lento para saborear detenidamente tu boca. Cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo, se me hace eterno, de tan solo pensar que falta tan poco para vernos y a la misma vez tanto, es desesperante, pero por ti estoy dispuesta a esperar el tiempo que sea necesario, porque eres ese chico que logró conquistar mi mente, mi corazón y mi alma, el único al que he amado realmente y que cada segundo que pasa, amo más, sinceramente, no me alcanzan las palabras para describir todo lo que siento por ti y lo que provocas en mí, yo nunca estuve tan segura de lo que siento y de lo que quiero en mi vida, pero estoy completamente segura de que a ti, jamás quiero perderte, y hoy por hoy, agradezco a la vida por haber cruzado nuestros caminos, porque estoy cien por ciento segura de que tú y solo tú, eres el amor de mi vida.

View more

[+] All in my head;

Un día te das cuenta, el tiempo ha pasado y sigues en el mismo lugar de siempre, y todo lo que eso conlleva. Sigues teniéndole miedo a las despedidas y sigues sin saber si existen finales felices, sigues esperando y desesperándote. Las noches se convierten en jaulas y los días te matan sin pedir permiso. Un día te das cuenta de que estás tan vacío por dentro que, sólo de pensarlo, te entra vértigo, y es que no has conseguido nada ni a nadie que consiga hacerte sonreír como si el mundo no doliese. Escribes. Cierras los ojos. Duermes pocas horas, detienes alarmas, y te preguntas por qué y hasta cuándo, por qué y hasta cuándo de todo. Pero empiezas a pensar que quizá sean lo mismo, la gente te mira, sonríes, y qué sabrán ellos de lo de adentro. Qué sabrán de tus ganas de vomitar todas esas esperanzas que han caducado y que ahora sólo te dan dolor de cabeza. Y cómo sabrán que ese brillo de tu mirada no son ilusiones, sino lágrimas que nunca aprendiste a derramar. Gritos envasados al vacío, a tu vacío. Y te pones una canción triste y subes el volumen. Quizá, piensas, mañana todo irá mejor, pero no. Mañana seguiremos aquí, en el mismo lugar de siempre, y seremos las mismas coordenadas de un mapa en el que no sabemos encontrarnos, y así es un poquito la vida, como un concurso de a ver quién muere mejor, o más rápido, o algo parecido. No lo sé, tengo esa sensación, de que nos estamos acostumbrando demasiado a ser precipicios. A precipitarnos. A sonreír cuando nos disparan y a decir que no nos ha dolido. A maquillarnos, a disfrazarnos y a quedarnos muy quietos cuando queremos escapar, a que se nos queden los “te quiero” en la punta de la lengua y terminen, un día, o una noche, desangrándonos por dentro. Y así no vamos a ninguna parte, y es triste que pueda llamarle vida a eso y no a todo lo demás. Ojalá venga alguien y nos lleve a ver mundo, o a ver camas, o a ver qué hacemos con toda esa felicidad que nos debe la esperanza.

View more