@DaniCyanide#47 🇪🇸

ᴏʙsᴄᴜʀᴇ

Ask @DaniCyanide

Sort by:

LatestTop

¿Cómo te sientes al mentir? Es decir, ¿te provoca malestar? ¿Satisfacción? ¿Dónde de encuentran físicamente esas emociones? Hasta luego.

SinRumbo_Alguno’s Profile PhotoBiografía
Para mí, la mentira no es más que un atajo.
Imagina que vas caminando hacia un sitio, pero las calles están abarrotadas debido a cualquier circunstancia y, por ello, te desplazas a razón de un metro por hora. En un momento dado, ves un estrecho callejón a tu derecha. Decides tomarlo, aunque nunca lo has hecho y no sabes a dónde te llevará. Sales del mismo y resulta que desemboca en el punto al que te dirigías en primer lugar.
Satisfacción no sientes, porque no has obtenido nada extraordinario. Malestar, tampoco, ya que tu situación no ha empeorado, ni has perjudicado a nadie.
Es, exactamente, alivio.
Salir de ese amasijo de cuerpos, del barullo, sus voces, los gritos de los niños pequeños, las personas que vienen en dirección contraria y/o con prisa perturbando por completo la inercia que implica el modo de tránsito automático...
...y, de repente, la quietud. El espacio personal recupera sus constantes vitales. Ni existes tú, ni existen ellos.
Eso es lo que siento cuando miento.
Elevo a la enésima potencia el típico meme emo vomitado por 'Tumblr' en el que alguien dice que está bien cuando, en realidad, está completamente descompuesto, sólo para evitar que le pregunten más.
"¿Vives sólo?" - No, vivo con setecientas personas.
Así, nunca me sugerirá venir a mi casa.
"¿Tienes coche?" - Qué va, ni permiso de conducir tengo.
Así, no me pedirá que le lleve a ningún sitio.
"¿Tienes pareja?" - No tengo ni ganas de vivir.
Así, ni chismorrea, ni se mete en mi vida personal. No tiene dónde hacerlo.
"¿Te fue bien en los exámenes?" - No lo sé, aún no he mirado las notas.
Así, no le contará a su grupito que soy un fracasado y me mirarán o hablarán a través de la pena si suspendo, ni me pedirán ayuda en forma de apuntes, trabajos, o cualquier otra cosa si es que apruebo.
"¿Tienes buen sueldo?" - Depende. Están reestructurando la oficina y, seguramente, habrá cambios.
El truco es ser impreciso. Si no das datos concretos, dejan de preguntar.
Entonces, las emociones producidas por la mentira se transmiten físicamente, en mi caso, a los oídos. Porque hace que todo se calle.
Es una onda expansiva que despeja la vía. Una bomba de humo que me hace invisible y protege mi imperturbabilidad.
Tal y como yo la empleo, es la semilla del silencio.

View more

¿Existe el concepto unido de mal dibujo y buen guión, en un cómic? ¿O deberíamos dividirlo en funcional o no? ¿Acaso el dibujo no es el guión principal del cómic? ¿Qué es para vosotros un mal dibujo?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Creo que ambos pueden ser un gran complemento del otro, dependiendo del peso de cada uno y del tipo de obra de la que se trate.
Si pienso en los trabajos de Junji Ito, concluyo en que apenas recuerdo alguna de sus historias. Sin embargo, los dibujos, no los puedo olvidar. En un caso similar, en el que el dibujo es superlativo, la historia es capaz de pasar a un segundo plano. Podría servir para añadir un trasfondo a la escena. Que la criatura aberrante que te hipnotiza a través de todas sus protuberancias sea producto de una pesadilla de uno de los protagonistas, por ejemplo.
Por otro lado, si la historia, el guión, o el desarrollo de personajes de un cómic o manga es espectacular, pero, el diseño que presentan las viñetas es lamentable, la inmersión desaparece. No puedes ofrecer una premisa increíble plagada de aventuras en universos fascinantes si, dichos universos, se han dibujado en cinco minutos y la desgana o falta de tiempo del autor rebosa en cada página. No se transmite nada.
Obviamente, el estilo artístico de una obra es la que la hace presente en la cultura popular y permanente en el tiempo. Si yo pienso en 'Batman', lo que primero se me viene a la mente es el dibujo. No los crímenes que resuelve o su historia personal. Pero, ¿por qué? Porque el dibujo es fuerte. Puede sobrevivir tanto por su guión como por su trazo. Por eso, es una buena obra. Está en equilibrio.
Un dibujo descuidado e, incluso, malo, puede resultar ideal para una historia desgarbada, cómica o infantil. No prestas atención al dibujo, porque es pobre, y tampoco a la trama, porque no es su objetivo. No obstante, por ello, funciona. De nuevo, está en equilibrio.
Para representar la ausencia del mismo, he utilizado tres viñetas de distintos mangas, de forma algo injusta. Aunque ambos pertenecen al mismo género, el que sitúo a la izquierda ('Mob Psycho') no se puede analizar, exactamente, de la misma manera.
Pero, tratemos de imaginar que sí. Y que presento un combate épico. Una batalla que trasciende lo físico, en la que los personajes dejan de conocerse a sí mismos. Exploran lugares de su mente nunca antes habitados. Sus límites se quiebran y la adrenalina no les permite detenerse. Comienzan a respetar a su rival, puesto que, gracias a lo que tienen en frente, están destrozando toda barrera. Segundos antes de que vuelvan a medirse, recuerdan por qué comenzaron. Aunque ya no importe.
Con este supuesto, observamos la viñeta de la izquierda. Pasaremos la página, para ver qué ocurre. Pero, sin más.
Ahora, si contemplamos las de la derecha, al menos, en mi caso, es posible que errase al tratar de pasar la página, preso de la tensión y el deseo por disfrutar del desarrollo de la escena. ¿Culpable? La ilustración.
En resumen, creo que el guión y el dibujo pueden separarse mientras que sus pesos relativos encuentren, de alguna manera, la armonía.
Un mal dibujo será aquel que rompa, de forma no intencionada, dicha consonancia.

View more

Existe el concepto unido de mal dibujo y buen guión en un cómic O deberíamos

People you may like

velarde120’s Profile Photo ramon velarde
also likes
SluggerMaxman’s Profile Photo Rubén
also likes
JoseSag’s Profile Photo José
also likes
MartaaUlloa’s Profile Photo Marta
also likes
Francoj95’s Profile Photo Franco Walker
also likes
sergiomuriel93’s Profile Photo Sergio Muriel
also likes
Soyunpanconswag11’s Profile Photo Andrea
also likes
AmiiMorithaMoReno’s Profile Photo Amay Moreno
also likes
Ariadnacat’s Profile Photo Ariadna∞
also likes
lMarYaa’s Profile Photo Marya.
also likes
CourtesygnuEmileNoble’s Profile Photo Diego ZAGA
also likes
Varo951’s Profile Photo Álvaro Pérez
also likes
Want to make more friends? Try this: Tell us what you like and find people with the same interests. Try this: + add more interests + add your interests

C. ¿Qué es aquello que haces para no decepcionar a los demás? Y, si te gustaba sacar buenas notas en el colegio/instituto/universidad ¿Lo hacías por ti o por no decepcionar a tus padres o profesores?

moscurry’s Profile PhotoNana Moscurry
Nada.
Por un lado, porque jamás me ha importado lo que, cualquier persona, piense de mí.
Y, por otro, porque, en el caso de que mi autoestima dependiese de ello, sería la opinión de mi entorno la que me afectase. Ocurre que, ellos, saben, perfectamente, que me esfuerzo por encima de mis posibilidades para superar cualquier obstáculo que se me presente. O que, si, desde su punto de vista, me estoy equivocando en algo, mis motivos estarán, siempre, justificados desde la frialdad y el razonamiento. Por tanto, es imposible que pueda decepcionarles.
Es cierto que, últimamente, a pesar de que no estoy a favor de que lo hagan, se están volcando conmigo debido a que mi situación personal es, cada día, más absurda e insoportable.
Y, también es cierto que, la rara (rara, muy rara) vez que priorizo la procrastinación, pienso en lo que todos ellos se están esforzando por mí y en las ganas que tienen de que mi vida cambie, por fin. Afortunadamente, no necesito nada de ello para ser fuerte o, al menos, tener esa percepción de mí mismo. Seguiría adelante aunque no tuviese a nadie. Ni siquiera necesito razones.
Respecto a la segunda pregunta, nunca me ha interesado sacar buenas notas. Exceptuando, quizá, el típico pique con algún compañero desde la más absoluta comicidad. De la misma manera, me hace gracia obtener mejor calificación que alguien que me cae mal. Esto último, a día de hoy, se mantiene.
El hecho de no tener presión por sacar determinadas notas radica en que mi "familia" nunca se interesó lo más mínimo por ayudarme o comprenderme cuando éstas eran malas, ni en premiarme (y no me refiero a cosas materiales) cuando eran buenas. Si suspendía, es que era un absoluto inútil. Si sacaba un 10, me dirían que el hijo de una amiga ha sacado dos. Comprensible, si tenemos en cuenta que, ese chaval, tiene una vida repleta de facilidades, mientras que yo no sabía ni de dónde sacaba las fuerzas para levantarme cada mañana. ¿Que lo mío es más meritorio? Claro. Pero, qué le voy a hacer. Nadie lo tiene en cuenta.
Entonces, si el resultado da igual, poco me importará la opinión que éste genere.
Y, francamente, me ha resultado gracioso pensar en el hecho de que pueda preocuparme lo que un profesor piense de mí o de mi rendimiento. Ya que, para que eso suceda, primero, yo debería sentir respeto (profesional, se entiende) por alguno de ellos.

View more

A colación de tu benevolencia en reserva, ¿crees que el tiempo de todo el mundo, vale lo mismo? ¿Y las acciones son igual de significativas? Me refiero con gente que ya tengas cierta relación de “amistad” ¿Consideras que los demás dan por sentado la disponibilidad y su propio protagonismo?

Kate_Gorietti’s Profile PhotoKate Gorietti.
Resulta lógico valorar de distinta manera el tiempo que pueda dedicarte una persona aplastada por sus ocupaciones que el que te presta alguien que se ahoga del aburrimiento por las tardes porque se ha quedado sin series que ver en Netflix.
Al menos, en el caso de que se posea una madurez mental mínimamente respetable.
De no ser así, y, remitiéndome a mi respuesta anterior, estaríamos hablando de personas que se encuentran en el segundo grupo y que piensan que su tiempo equivale a los del primero.
El calor que pasan bajo su sayo de complejos debe de producirles alucinaciones. De otra forma, no se explica que sean incapaces de entender que, recibir un mensaje de una persona que tiene que elegir entre comer y dormir, no puede pesar lo mismo que el de alguien que posee una especie de "¿quién es quién?" mental y elige, sin pensarlo demasiado ni empleando criterio alguno, a los actores de reparto (figurantes, más bien) que le acompañarán uno u otro día, según le dé la gana.
Porque, si te habla a tí, existe una gigantesca probabilidad de que haya hecho lo mismo con otras novecientas personas para ver quién le responde y, así, planificar su entretenimiento.
Y eso lleva a que, a menudo, les surjan más planes de los que pueden manejar. Terminarán por anular el tuyo, o por olvidarse de que les respondiste, a veces, por el simple hecho de que, tu conversación con esa persona, naufraga sin remedio al fondo de la lista.
Esto, en el mejor de los casos. Porque, aprovechando para responder a la tercera pregunta, existe un subgrupo dentro de este tipo de personas que afirman que su tiempo vale más que el de los primeros. Ojo, que vale más. Sí, sí. Más.
Te hacen verlo mediante ciertos comportamientos que paso a detallar a continuación.
Ellos/as están quedando contigo cuando pueden quedar con otras personas, mientras que, tú, sólo habrás hablado con él/ella ese día. Por lo tanto, su disponibilidad es la que se debe de tener en cuenta . Así que, su tiempo, es más valioso.
Es su concepto de "agenda apretada". No tener compromisos.
Prácticamente, te obligan a darles las gracias por "sacarte" de casa. Saben que sales poco, y están seguros/as de que se debe a que no tienes con quién hacerlo.
Te hacen sentir como un personaje no jugable porque les estrangula la prisa. Han quedado con más personas ese día, eres uno más. Habla rápido, que se tienen que ir.
Tú igual has tenido que trabajar, estudiar, o, en definitiva, sacrificarte al 120% el resto de la semana con la idea de encontrar el hueco para poder verle. Pero, nuevamente, al desconocer ese concepto por completo, no lo tendrán en cuenta para nada. Así que, aprovecha tu minuto de oro. Ellos son las estrellas.
Por esto y por otras tantas cosas, me niego a conocer a cualquier persona que coincida con sólo uno de dichos rasgos.
Mi nivel de benevolencia es inversamente proporcional al de la pereza que me generan.

View more

+ 4 💬 messages

read all

¿Alguna vez os han reclamado tiempo o atención? ¿Cómo reaccionáis ante ello?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Existen pocas personas que me hayan reclamado atención a lo largo de mi vida. Antes de expresar cómo esto me hace sentir, veo conveniente explicar las razones. Y es que, esas personas, por experiencia, coinciden en una serie de aspectos.
En primer lugar, son seres que viven el "hoy". Ni tienen metas, ni las van a tener nunca. Sus vidas se basan en buscar los trabajos más insatisfactorios posibles, porque, eso de esforzarse en especializarse en alguna labor o en estudiar algo de provecho, no va con ellos. Su propósito consiste en gastarse la totalidad del sueldo que ganan en estupideces a corto plazo tales como viajes al barrio de al lado y noches de desenfreno en el pub más lamentable de la ciudad. Todo ello, para poder subir siete mil stories en Instagram porque, obviamente, viven de creer que dan envidia a alguien.
Piensan que soy como ellos, que tengo tiempo para perder.
Me dicen, "es que no me has hablado en siete meses". Esos siete meses, probablemente, los haya pasado encerrado en una biblioteca tratando de evitar, con todo lo que tengo, ser una vergüenza para mí mismo en el futuro.
"Pero tendrás algún huequito por la tarde, ¿o me vas a decir que tampoco puedes ningún fin de semana?". No, no puedo. Hago cosas. Es lo que tiene hacer cosas.
Y sé que creen que les miento. Que, en realidad, sí tengo tiempo, pero paso de ellos. Eso es porque, en su cabecita, no entra que, yo, en este caso, esté dedicando mi existencia a algo difícil y sacrificado. No son capaces de imaginar algo así debido a que ellos/as, no se han esforzado por nada en sus penosas vidas.
En segundo lugar, y, seguramente, como consecuencia de lo que acabo de describir, desprecian que trates de "hacerles caso" por vía telefónica. Sí, hablar en persona, siempre es mejor. Pero, si yo no tengo tiempo para ir a la otra punta de la ciudad a que me cuentes tus errores cíclicos e infantiles, me llamas, y estamos dos horas hablando, si hace falta. Pues no, no se negocia. O me puedes dar la palmadita en la espalda de manera física, o nada.
En tercer lugar, se contradicen constantemente. Debido al estilo de vida que llevan, se juntan con personas de similares características. Más simples y planas (mentalmente) que una tabla. Cuando quedan conmigo, resultan (cito textualmente) maravillados/as porque, según dicen, pueden contarme cualquier cosa, les escucho, no les prejuzgo, y aporto soluciones inteligentes y/o racionales. Mientras que, con sus compañías habituales, no pueden salir del "jaja, porros" o "jaja, dime si salgo guapa en esta foto".
Sin embargo, siempre hacen caso a estos últimos. Que no se van a esforzar en cambiar, aprender o mejorar, amigo. Que no.
Entonces, ¿cómo reacciono? Tratando de tener paciencia y de entender que, ni son como yo, ni ven la vida de la forma en la que yo la veo.
Pero, con la edad, la benevolencia se me ha quedado en reserva, como el depósito del coche.
Y, tal como está el precio de combustible hoy día, no pienso repostar.

View more

En el se/xo, la excitación y demás, ¿diríais que cuando se ocasiona invertís más tiempo de lo previsto? ¿Se os pasa más rápido? ¿Alguna vez habéis llegado tarde a algún sitio debido a esto?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Para responder a estas preguntas, abarcaré tres apartados:
1 - Se/xo con otra persona: Siempre acabo invirtiendo más tiempo de lo previsto. Incluso en aquellas ocasiones en las que conviene hacerlo a la carrera porque la agenda te aprieta más que los pantalones. Será el calor que desprende la mente, que quema los minutos. Y, ya, ni se hable de cuando sí resulta posible invertir tiempo. Cae la noche en un parpadeo.
Y no, no soy una bestia se/xual. Ni de lejos. De hecho, tener relaciones con otra persona es lo que menos me excita entre estos tres casos que expongo. Por eso, no entiendo cómo puede pasar el tiempo con esa rapidez.
2 - Se/xting: Tiene la ventaja de que, a cada mensaje, le acompaña la hora en la que se envía. Esto facilita controlar el tiempo de mejor manera. Sin embargo, se trata de un arma de doble filo. Es posible que te encuentres cerca de llegar al clímax, pero deseas ese mensaje de voz, esa imagen, ese "lo que sea", que te remate. ¿Cuánto estás dispuesto a esperar? ¿Cuánto te importa llegar tarde a tu cita? Y, ojo, que, si esperas demasiado, es posible que, el nivel máximo de excitación, se desvanezca. Puede resultar útil para conocer tus propios límites en según qué ambitos y encontrar nuevas minas de vicio. Otra ventaja es que, si no eliminas las conversaciones, tienes la opción de volver a ellas siempre que quieras y seguir picando. También, puedes aumentar significativamente tu habilidad a una mano, como en 'Skyrim'. Un mundo de posibilidades, vaya.
Por citar alguna experiencia propia, recuerdo cuando estuve dos meses durmiendo unas tres horas de media y llegando tarde a clase casi todos los días por sucumbir al intercambio nocturno de información de dudosa moralidad. Era débil. Pero, sobreviví.
3 - Se/xo conmigo mismo: El tiempo a invertir en ello depende exclusivamente de mí, con lo que, el ajuste, es perfecto. Lo normal y lo lógico es que, en una relación se/xual (física o mediante se/xting), se busque la satisfacción propia y la ajena. En este caso, lo segundo no es necesario, por lo que, potencialmente, el tiempo dedicado al noble arte del onanismo, es menor.
De igual manera, he llegado tarde a sitios debido a esto. Generalmente, por culpa de la típica situación en la que, tras estar un buen rato metido en ello, justo, cuando se acerca el momento de asistir a mis compromisos, encuentro algo que me pone más que todo lo que llevo utilizando desde que empecé. Me ocurre más frecuentemente de lo que quisiera, pero es lo que tiene ser un sibarita. Y, claro, no puedo desaprovecharlo. Así que, a correr.
A través de la experiencia, es posible conseguir el autocontrol necesario para relajar tensiones sea cual sea el intervalo de tiempo del que se disponga. Un poder nada desdeñable.
En resumen, el vicio quita mucho tiempo. Acumulo años tratando de ponerle remedio, pero, como me ocurre con la comida, no tengo la fuerza de voluntad requerida para ello.
Menos mal que, al menos, la perversión, no engorda.

View more

Ando en busca de restos de vida en Ask, así que tienes este espacio para decir algo sobre ti para captar atención. Tú puedes, mákina.

despliegatusalas’s Profile PhotoE V A X X
Por fin, tras tantos años de espera, llegó mi momento para alcanzar la fama en Ask.
Es hora de mostrar mi talento, perfeccionado mediante la práctica y la constancia.
Sed bendecidos.
Ando en busca de restos de vida en Ask así que tienes este espacio para decir

¿Qué es lo más paranormal o inexplicable que has vivido?

XoCoLaTeEh’s Profile Photoqueen of disaster✨
Hace años, fui a una casa de campo a pasar un fin de semana con un amigo y su pareja.
La segunda noche la dedicamos a emborracharnos y a ver películas. Todo normal hasta que, sin motivo alguno, mi móvil comenzó a comportarse de una manera muy extraña. Vibraba, se encendía y se apagaba aleatoriamente.
Al principio, no le di ninguna importancia. Pero, cada vez, me sentía más incómodo. Principalmente, porque me desconcentraba y no me permitía disfrutar de la película.
Mi amigo lo notó y, es aquí, cuando tengo que explicar que, él, posee percepción extrasensorial. Podría poner ejemplos, pero me quedaría sin caracteres y no puedo controlar el escepticismo de cada uno/a.
Cuando me ve ofuscado, me pregunta: "¿se te ha muerto alguien recientemente o hay alguien que creas que tiene algo que decirte y no ha podido?".
Claro, lo que mi amigo es, también, es bromista como él sólo. Y así lo interpreté, como otra gracia de las suyas.
Con ello en mente, decidí seguirle la corriente y me comuniqué con el móvil. No soy capaz de explicar lo ridículo que me sentía hablándole a un trozo de plástico, pero sentía curiosidad por ver cómo terminaba la broma.
Al principio, no podía evitar hacerlo en tono burlón. El móvil continuaba activando y desactivando cosas sin sentido alguno. Entonces, mi amigo, me dijo que "tuviera respeto". Así que, pregunté que qué quería o quién era. Ahora, el móvil vibraba o se encendía, más o menos, justo después de cada pregunta.
Más tarde, mi amigo me confesaría que sentía la presencia de una señora mayor desde que entró en la casa.
Finalmente, me fui a dormir porque el "experimento" no iba a ningún lado.
Al día siguiente, me levanto a buscar un vaso de agua. A través de la ventana, veo a mi amigo, en la casetilla de las herramientas. Era imposible que me hubiera escuchado levantarme, y, mucho menos, que me hubiera visto, ya que, él, se encontraba dentro de la casetilla y así lo vi desde el primer momento.
Cuando agarro la botella, escucho que me llama. Voy hacia él y le pregunto que cómo es posible que me haya visto. Me dice que no me ha visto, que "ella" le ha dicho que estoy despierto.
Pasan los años, y continúo con el mismo móvil. No vuelve a actuar de manera extraña, hasta que hago un viaje y le cuento todo esto a una chica en la típica noche de historias de terror. Justo cuando empiezo a hablar de "ello", el móvil se enciende y se pone a vibrar. La chica salió corriendo de la habitación y yo me quedé paralizado. No me lo creía.
Pasan más años. El móvil sigue sin tener ningún comportamiento inusual. Un día, le cuento la historia a una amiga, y, el móvil, vuelve a encenderse y apagarse rápidamente, sin que nadie lo toque. El caso es que, ambos, recordamos que me quedé sin batería mucho antes de que eso pasara.
No sé qué es. No sé si se trata de una broma eterna de mi amigo o qué quiere esa supuesta señora de mí.
Lo que es seguro es que, el día que haga una ouija, seré el alma de la fiesta.

View more

Por que los chicos critican a otros chicos para tener más papeletas cuando ligan ? Eso solo hace que sepa que contigo ni de coña.

Bewtre’s Profile PhotoBewtre
Seguramente, no soy el más indicado para hablar del tema, ya que, ni sé ligar, ni hay cosa que menos me interese hacer o aprender.
Sin embargo, dentro de mi completa ignorancia, me resulta curioso eso que dices. Supongo que variará según el entorno, la educacion o la época, pero, al menos, lo que yo he podido experimentar u observar en mis amistades es lo que se conoce vulgarmente como "bros before hoes".
Ni yo, ni ninguno de mis amigos, ha criticado nunca a otro chaval (aunque no sea de nuestro círculo) para intentar llevarse a una chica. Es más, no puedo ni imaginarlo. Y eso que, varios de ellos, sí que están interesados, y bastante, en eso de ligar.
Para tratar de explicar un poco mejor lo que quiero decir, recordaré una experiencia propia relacionada con ello.
Y es que, una vez, hace tiempo, me empezó a gustar, y mucho, una chica.
El culebrón nace cuando detecto que a ella le gusta mi amigo, y no yo.
El culebrón muere cuando yo, consciente de que era recíproco, decido hablarle a ella genial sobre él siempre que tengo oportunidad y, prácticamente, hacer de celestina para que triunfase la pasión entre ellos. Aunque esto no fuese, precisamente, lo que a mí me interesaba.
El culebrón renace cuando la chica acaba liándose conmigo en lugar de hacerlo con mi amigo, creando así el mayor "plot twist" de la historia, el cual, ni tiene explicación, ni creo que la encuentre nunca. Pero, esa es otra historia.
No obstante, por otro lado, y pensándolo mejor, es cierto que, teniendo en cuenta la desesperación a la que puede llegar el ser humano, imagino que, a la hora de ligar, "todo cuenta".
Más aún si es la única motivación en la vida de una persona, o se hace por celos, venganza, o cualquiera de las infinitas excusas infantiles que utiliza la gente para hacer el ridículo.
Pero tampoco sé qué cabe esperar de aquellos o aquellas que miden su valor como persona según los intercambios aleatorios de fluidos que son capaces de llevar a cabo en una semana.
O sea, que, muy probablemente, sea mucho más común lo que tú comentas.
Y es completamente lógico que la reacción sea que, con esos, ni de coña.
A no ser que yo haga de celestina. Entonces, los resultados pueden ser impredecibles.

View more

Hay necesidades que prevalecen sobre otras. De hecho reducen a polvo otras que podrían ser significativas. Eliminando las económicas, que las considero más importantes que ninguna. ¿Qué necesidad se apodera de vosotros y lo arrastra todo?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
No volver.
Volver a sentirme perdedor. A ir atrás en el tiempo.
A versiones de mí mismo incapaces de todo. A cometer errores supuestamente sepultados.
A ser pasajero.
A permitir que cualquier estado de ánimo pueda respirar dentro de mí.
A ser uno sólo.
A sentirme imperturbable.

¡Buen día! Hoy te ofrezco un interrogante más introspectivo: ¿extrañas alguna forma de pensamiento, sensación y/o característica idiosincrásica que experimentases durante tu adolescencia media? Si tu respuesta es afirmativa, ¿cuáles, y por qué motivos piensas que los echas en falta?

DaniRodriguezOuteiral’s Profile PhotoNiris
La rebeldía.
Como buen adolescente medio, sentía ira constantemente por todo lo que me pasaba. La reprimía de mil y una maneras, pero se instalaba en mi mente como una llama poderosísima que, de una forma u otra, me motivaba a hacer cosas.
Y es que, desarrollé una especie de filtro emocional que transformaba cualquier tipo de sentimiento en ira. En una ansiedad ahogante por "callar bocas". Aunque fuera la mía.
Si suspendía un examen, crecía en mí un odio denso hacia el profesor o profesora. Volvía a casa hecho una furia y me ponía a estudiar como si cada página que memorizara me agregase mil euros a la cuenta del banco. Iría todos los días a esa clase con un cabreo incurable y un deseo de "venganza" que se me escapaba por los ojos.
Si sentía que alguien se metía conmigo, lo mismo.
Si no entendía por qué me sentía solo, lo mismo.
Si veía cómo todo el mundo cambiaba menos yo, lo mismo.
Y así ha sido hasta hace, relativamente, poco. O así lo percibo yo. Pero, la realidad, es que, la última vez que sentí esa sensación de insumisión, queda increíblemente lejana.
No sé, exactamente, en qué punto me convertí en esto.
Quizá se deba a la última vez que intenté demostrarme a mí mismo que podía vivir sin esa rabia. Que no me controlaba. Es posible que, tras tantos intentos (todos "victoriosos"), obtuviera la disciplina definitiva y, sin querer, eliminase todo rastro de la misma.
Quizá es la edad. Quizá es dónde estoy y por qué. Quizá es que he caducado. Me he podrido y doy asco.
Antes, cuando a un amigo mío de toda la vida le pasaba algo malo, me enviaba un mensaje contándomelo y explicándome cómo iba a transformar esa negatividad en coraje, como ambos teníamos por norma.
Ahora, me lo cuenta y no me identifico con nada de lo que dice. Recuerdo que solía hacerlo, pero ya no sé lo que es.
Casualmente (por decir algo), estoy atravesando una etapa protagonizada por la mayor falta de motivación que he tenido en toda mi vida, y no sé qué hacer.
Qué "facil" era cuando la rebeldía acudía a mi rescate y convertía esta situación, o cualquier otra, en combustible y no en escombros.
No sé si volveré a sentirla. No sé si volveré a mirar de la misma manera. Ya no sé ni lo que quiero.
Pero, por ahí andará ella. Engatusando a jovencitos confusos para que no se mustien y les salga moho en el pecho.
Si la veis, le decís que me dé un toque. Por los viejos tiempos. Que se pase a saludar, por lo menos.
Con suerte, me reconoce.

View more

¡Buen día! Aquí os dejo un par de interrogantes más antes de que termine 2021: ¿os sentís satisfechos/as con vuestra progresión personal durante el transcurso de este último año? Si tuvierais que mencionar tres acontecimientos destacables para vosotros en ese lapso, ¿cuáles serían, y por qué?

DaniRodriguezOuteiral’s Profile PhotoNiris
La verdad es que no recuerdo la última vez que sentí una "progresión" personal.
Podría ser porque, debido a las decisiones que he tomado, llevo años vitalmente estancado. Es algo que no me preocupa demasiado, ya que, en el momento en el que me encuentro, creo que es lo que toca.
Pero, es verdad que "no me pasan cosas". Mis anécdotas se mueren de frío en el pleistoceno.
Esto reduce la probabilidad de que cualquier circunstancia pueda afectarme para bien o para mal. Resulta poco probable progresar o retroceder si la inercia es lo que domina tu vida.
Claro, no vivo encerrado en una cueva. Hay que salir, y hacer cosas. E interactuar con otras personas. Y ese es, tarde o temprano, el origen de todos los problemas.
Así, el acontecimiento más destacable de este año data de aquel día que tuve la brillante ocurrencia de salir de mi zona de confort porque, yo qué sé. Me aburro.
De principio a fin, uno de los peores días de mi vida. Lo que convierte en aquella serie de desgracias en "destacable" es que, a pesar de las más que negativas consecuencias que acarrearon, sé que me seguiré aburriendo. No me sirvió para "progresar". Nada me sirve.
También me ha pasado algo que, aunque fuera yo el que lo necesitaba, era la gente de mi alrededor quien más lo deseaba.
Dejé un nido tóxico por otro en el que puedo respirar.
Aunque sea algo momentáneo, suena realmente genial, ¿no? Entonces, ¿por qué no le doy mayor protagonismo que al evento negativo anteriormente comentado? Pues porque, en este caso, el resultado era obvio.
Sin embargo, el otro, fue decepcionante. Me obligó a ser consciente, por enésima vez, de que debe ocurrir algo de proporciones inimaginables para que provoque un cambio en mí, en mi forma de pensar o de actuar.
Y no es que sea de mente cerrada, precisamente. Es que, no sé.
Es como que... ya. Ya estoy.
A modo de "bonus track", tuve un punto de inflexión positivo al aprobar una asignatura que llevaba mucho tiempo queriendo quitármela de encima. Aprobamos cinco personas de un total de ciento veinte. No sé si suena tan épico como fue, pero, así llego a los tres sucesos que sugieres.
No, si al final el balance va a ser positivo.
Nah, imposible. Habré hecho mal los cálculos.

View more

Disculpa por meterme pero ¿no será que los que tú consideraste "amigos" son unos EGOÍSTAS??? 😑

SuavePili’s Profile Photo*⭐SUAVE⭐*
Lo cierto es que nunca trato de comprender los comportamientos de los demás.
Primero, porque, las escasas veces en las que, en el pasado, lo he intentado, tuvieron, como conclusión, que resulta una pérdida de tiempo pretender comprender los actos de una persona a la que, seguramente, lo que le ocurra, sea que es imbécil.
Y, segundo, que, aunque pueda sonar soberbio, tengo (al menos, hasta ahora) la certeza de que, toda persona que se va de mi vida, o que, de alguna manera, pierde protagonismo en ella, sale perdiendo.
Porque, aún con mis interminables defectos, sé, perfectamente, lo que puedo aportar en una amistad.
Por lo tanto, allá ellos.
Dicho esto, tras leer tu pregunta, pienso que, probablemente, tengas razón.
Toda la vida pensando que soy yo el que se cierra a hacer nuevos amigos, cuando, quizá, son los demás los que aparentan cercanía, confianza y sintonía para acomodar un trámite.
Crean preciosos vínculos de porcelana con el objetivo de adornar un feo pasillo por el que deben de pasar todos los días. Luego, una vez se mudan a otro lugar, se despreocupan de los mismos. Me imagino que lo hacen con la esperanza de que, esta vez, serán ellos los que embellezcan ese nuevo espacio. Y no puedo hacer otra cosa que reírme.
Así que, sí. Tu hipótesis de que son personas egoístas es válida.
Siempre y cuando se deje a espacio a mi teoría de que hay gente que, como digo, sencillamente, es imbécil.

View more

+1 answer in: “(C) Existe el amor no correspondido. ¿Puede existir también la amistad no correspondida o es más difícil?”

(C) Existe el amor no correspondido. ¿Puede existir también la amistad no correspondida o es más difícil?

moscurry’s Profile PhotoNana Moscurry
No es que pueda existir, es que, de hecho, existe.
Quizá parezca que se da con menos frecuencia porque no ha sido representada hasta la saciedad en el cine o en la literatura, como sí ha ocurrido con el desamor. Seguramente, debidido a que, este último, resulte bastante más dramático que una amistad no correspondida.
Cosa que me parece algo extraña de comprender, puesto que, en ambos casos, sufrimos por no poder disfrutar de la compañía de una persona en concreto. Pero, por algún motivo, duele más cuando se trata de una posible relación amorosa que cuando se trata de una posible relación de amistad.
En cualquier caso, creo que, aunque fuese cuando éramos niños/as, es probable que, en algún momento, nos hubiera gustado ser amigo o amiga de una u otra persona, pero no pudo ser. Ya sea un compañero de clase, una chica con la que alguna vez coincidías en el parque, o, incluso, un primo que te caía muy bien pero sólo tenías la oportunidad de hablar con él en bodas y comuniones.
Al menos, a mí, sí me ha pasado. Y no sólo cuando era niño, si no, también, de adolescente, y como adulto.
Sigo conociendo a personas con las que me gustaría tener una amistad, bien por afinidad de gustos o aficiones, porque me gusta su forma de ser, o porque me parecen interesantes. Sin embargo, no se me da.
Algo debo tener, que repele a los demás.
Como suele ocurrir, llego a relacionarme con personas por el mero hecho de coincidir en un mismo entorno, ya sea académico, laboral, o de cualquier otro tipo. En ese espacio de tiempo, es posible que pueda llevarme bien con alguien y terminar creando un vínculo, más o menos, fuerte.
En cambio, cuando ese periodo acaba, dicha persona se olvida de mi existencia. Evidentemente, sé lo que es la compañía circunstancial. Me refiero a gente con la que realmente parece que podrías tener una amistad real.
Sin ir más lejos, tuve un compañero de prácticas con el que me lo pasé genial trabajando. Se mudó a mi barrio, a un bloque que puedo ver desde mi ventana. Varias veces le dije de quedar, y nunca nos vimos. No entiendo cómo, en las prácticas estábamos todo el día juntos, en una sintonía bestial, en lo bueno y en lo malo, y, ahora, viviendo a tiro de piedra, tiene cero interés en que quedemos.
Varios casos similares, sumados al hecho de que, el cien por cien de los amigos que tengo, los conocí hace quince o veinte años, me lleva a pensar que, mi tiempo para hacer amistades, ya pasó.
Menos mal que, de las pocas cosas que me preocupan, la soledad, no es, ni será, nunca, una de ellas.

View more

+1 answer Read more

¿Cuándo sabes que has olvidado/superado a alguien?

XoCoLaTeEh’s Profile Photoqueen of disaster✨
En un principio, es fácil creer que has olvidado a una persona cuando, esta, deja de pertenecer a tu subconsciente.
Siempre que alguien se va de nuestra vida de manera, más o menos, traumática, genera ese insoportable vacío que provoca que le recordemos continuamente.
Pasado un tiempo indeterminado, la frecuencia con la que recuerdas a esa persona, tiende a reducirse. La herida cicatriza.
Sin embargo, no es la ausencia del recuerdo lo que hace que superes a alguien. Es lo que sientes cuando le recuerdas.
De nada sirve que estés, incluso, años, sin pensar en una persona, si, un día, por cualquier motivo, lo haces, y se te jode la tarde. Si es así, no has superado nada. Por mucho que intentes convencerte de lo contrario.
Y, esto, es aplicable tanto a personas, como a situaciones.
Obviamente, hay veces en las que no queremos olvidar. Por ejemplo, en el caso de un ser querido que ya no está con nosotros, y de cuya compañía nos negamos a prescindir. Otra opción, se me ocurre, es que seamos unos tóxicos de mierda y no tengamos la capacidad de vivir sin depender de alguien.
Si sucede eso último, urge el exorcismo.
Dicho esto, con la experiencia, me he dado cuenta de que, al menos, en mi opinión, las relaciones de pareja, tienen un "girito" más.
Puede que ya no pienses en esa persona, tras la ruptura. Puede que, cuando ocurre, no duela lo más mínimo. Y pienses, así, que ya está. Pasaste página.
Pero, trata de recrear, en tu mente, un escenario, en el que, ves, directamente, cómo esa persona mira a otra de la misma manera en la que te miraba a tí. O que la besa de la misma forma que te besaba a tí.
Si no te afecta en absoluto, enhorabuena.
Ahora, como te haga apretar los labios y negar con la cabeza, tengo malas noticias.
Suelo compartir este "truco" con mis amigos o amigas cuando están indecisos respecto a un/a ex, y siempre les funciona.
Y aquí estoy, estudiando una carrera como un imbécil, cuando podría abrir un consultorio amoroso y forrarme de billetes.
La historia de mi vida.

View more

¡Hola! Hoy mi cerebro me ha recordado durante todo el día las veces que he hecho el ridículo. Todas. ¿Te pasa a menudo? ¿Eres consciente de cómo reaccionas ante ese tipo de pensamientos intrusivos? En caso de respuesta negativa, escribe un pareado cuya rima sea -ente. Un saludo de:

No hay día en el que, a mi mente, no le apetezca torturarme rememorando todos y cada uno de los errores que he cometido en mi vida.
Parece ser que, ese, es el propósito de mi subconsciente. Competir contra sí mismo, para ver si consigue ser más tóxico que ayer, pero, menos que mañana.
Por eso, lo que intento, desde hace muchos años, es "hacer ruido". Para no escucharlo. Tratar de esquivar el silencio.
Mediante el paso del tiempo, esa sensación de arrepentimiento, ya sea, por el ridículo enorme que hice en un momento dado, porque pude haberlo evitado, o por cualquier otra causa, se va debilitando. Muy lentamente, pero, lo hace. De alguna forma, me acabo alejando tanto en la línea temporal, que terminan prescribiendo.
Sin embargo, hay un selecto y limitado grupo de recuerdos que, aunque los años pasen, siguen atormentándome de la misma manera que lo hacían el mismo día que ocurrieron.
Porque, por mucho que haya adquirido la suficiente experiencia como para ser capaz de neutralizar los intentos de mi cabeza por hacerme daño, hay ocasiones en las que, debido a una u otra razón, me desconcentro, y bajo la guardia.
Es entonces cuando, esta, aprovecha para atacarme con esos recuerdos "vivos". Los que sabe que pueden atravesar la barrera. Y, lo que hago, es, literalmente, cerrar los ojos durante un instante, agitar la cabeza, y ponerme a hacer cualquier cosa. Lo que sea. Ordenar papeles, barrer la habitación, poner un videojuego, subir el volumen de la música, o lo que primero se me ocurra.
Obviamente, a la hora de irme a dormir, cuesta un poco más. Al vivir en un bloque de pisos, no es posible, ni deseable, armar jaleo en plena madrugada. Pero, ideé un método específico para este caso, a base de crear realidades alternativas en las que sumergirme, que ya expliqué en otra respuesta.
Pese a que te he respondido a la pregunta, y, teóricamente, esto me exime de escribir un pareado, cosa que, jamás, he hecho, como estamos hablando de hacer el ridículo, voy a intentarlo, igualmente. A ver si, con suerte, le roba algo de protagonismo a todo lo demás.
Amenazan viejas reminiscencias hirientes,
la soledad, exánime, de ruido carente.

View more

¿Qué pasaría si una máquina pudiese engullir vuestra capacidad creativa? ¿Qué sería lo primero en extraerse de la misma?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Mi humor.
Es una faceta que, aunque, en esta red social, no suelo darle mucha cabida, cualquier persona que me conozca un poco, sabe que es de las más fuertes que tengo.
En una conversación en la que yo participe, no pueden faltar, jamás, los juegos de palabras (de cosecha propia, obviamente) tremendamente absurdos, abundantes referencias a memes, y un, prácticamente, necesario, lanzamiento indiscriminado de cualquier tipo de chascarrillo que se me pueda pasar por la cabeza, hasta el punto de tener que salir corriendo de la ducha para agarrar el móvil y escribir una estupidez enorme que se me había ocurrido, para que no se me olvidara y así poder, después, tirársela a la cara a alguien.
Lo cierto es que no lo hago para hacer reír a la otra persona, si no, para reírme yo. Sí, soy de la clase de gente que se ríe de sus propios chistes. Es mi forma de esquivar la apestosa formalidad. Quiero reírme, de todo, todo el rato.
De hecho, he buscado un fragmento de un blog que leí hace un tiempo, que hablaba de esto. Dice así:
"El sentido del humor supone creatividad e ingenio, implica un modo de ver las cosas diferente, absurdo y burlesco, que acaba con el exceso de seriedad con el que demasiadas veces enfrentamos la vida.".
Si pensamos en el hecho de recrear situaciones disparatadas, absurdas e imposibles, lo más probable es que se nos venga a la mente la literatura. El cine. La pintura.
Sin embargo, cuando alguien cuenta un chiste, imita a otra persona, realiza cualquier tipo de caricatura, emplea el sarcasmo o la exageración, está haciendo exactamente lo mismo.
Y es que, al final, ¿qué es el humor, si no, otra vía de escape de la realidad? Quizá, menos pretenciosa que las mencionadas anteriormente. Quizá, por ello, valorada de distinta manera.
Sea como sea, espero no perderlo nunca. Porque, seguramente, en ese caso, aumentaría el esfuerzo, ya de por sí, importante, que me supone expresarme.
Por poner un ejemplo, y para dejar una ligera constancia de lo que he explicado al principio de la respuesta, tengo un hilo en Twitter, igual de abandonado que mi actividad física, cuya intención era la de recopilar mensajes que envío cuando el desinterés que me produce la docencia no me deja otra opción que la de dar rienda suelta a las voces de mi cabeza. Con el tiempo, les he ido asociando emojis de animales, según su carácter.
La oruga es mi favorita. Ni se os ocurra tocarla.
https://twitter.com/driffer_/status/962989280107945984

View more

[C] ¿Qué es para vosotros lo más importante para ser feliz? Pasaros por mi Ask si queréis, os sigo y os leo. ??

Es común pensar que, para ser feliz, además de otros aspectos, como, por ejemplo, la quimera que me parece, y me parecerá siempre, eso de estar a gusto con uno/a mismo/a, es necesario encontrar aquello que te apasiona.
"Hacer cosas que te gustan", como suelen acuñar los blogs que se autoproclaman guías turísticos de la paz interior.
Pero, no es tan fácil. Al menos, para mí, ya no lo es. No me basta.
Y es que, conocer qué es lo que nos apasiona, aquello con lo que nos sentimos productivos, nos ayuda a abstraernos de la realidad, o, simplemente, nos divierte, puede no ser suficiente.
¿De qué sirve conocer tus placeres si no sabes disfrutar de ellos?
De un tiempo a esta parte, observo como, a otras personas que tienen las mismas aficiones que yo, dichas aficiones, les llenan. Les provocan la pérdida de la noción del tiempo, y sonríen como niños pequeños cuando se sumergen en ellas.
¿Por qué yo no puedo? Si me gusta exactamente lo mismo, le dedico la misma cantidad de horas, no pienso en otra cosa, y es a lo que recurro en cuanto tengo algo de tiempo libre.
Y, si antes podía, ¿por qué, ahora, no?
Y es que, esto, me lleva a un debate interno con el que llevo peleándome, ya, varios años.
¿No soy feliz porque soy incapaz de disfrutar de lo que me gusta, o no soy capaz de disfrutar de lo que me gusta porque no soy feliz?
¿Y si, por naturaleza, no puedo ser feliz?
Quizá, el mapa para encontrar la felicidad, no consista en un álbum de cromos que has de ir encontrando hasta completar toda la colección, mediante elementos tales como la autoestima, las aficiones, el entorno, las experiencias, las expectativas o la propia forma de ser de uno mismo/a.
Debe haber un "clic". Algo que, en cuanto penetra en tu mente, la reconfigura, por defecto, para un estado positivo que te permite, en general, disfrutar.
Que, en lugar de que, lo normal, sea vagar en un estado neutro o negativo, y que, mediante cualquier tipo de estímulo podamos experimentar alegría instantánea, que sean las circunstancias negativas las que puedan provocar que, momentáneamente, perdamos ese contentamiento, y que, en cuanto todo se restablezca, volvamos a encontrarnos con el estado base, positivo.
Ahora, ¿cuál es ese "clic? ¿cómo se consigue si no has nacido con ello? ¿cómo sabes si es el "clic" definitivo o es uno perecedero?
Sinceramente, a día de hoy, no tengo ni idea.

View more

¿El paso del tiempo os genera más dudas o más certezas, en general?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
Debido a lo estática que es mi vida desde hace ya, muchos años, resulta muy difícil que el tiempo me genere más dudas que certezas.
Al no encontrarme haciendo absolutamente nada que me apasione lo más mínimo, y que, por ende, me motive a investigar sobre ello, es imposible que, las incógnitas, cuya cuna es la curiosidad, surjan de ninguna manera.
Así, por eliminación, la mayoría de incertidumbres que he afrontado desde que, físicamente, dejé de ser un niño, han aparecido en el momento que he tratado de analizar y comprender el comportamiento, tanto bueno como, a mi juicio, malo, de algunas de las personas con las que he compartido realidad.
Pero, teniendo en cuenta que, la frecuencia con la que conozco a gente nueva que me aporta más allá de un chat famélico, está, permanentemente, al filo de su inhibición, la generación de dudas, al menos, por ahora, luce como una pobre reminiscencia.
Hace unos días, leí que, el ritmo cardíaco de una ballena, es, aproximadamente, de dos pulsaciones por minuto.
A día de hoy, así es como trabaja mi curiosidad. Al límite de la supervivencia.

View more

Pensad en los sueños se/xuales que habéis tenido hasta el día de hoy. ¿Diríais que os comportáis igual que fuera de ellos, hacéis cosas que despiertos,en apariencia, no os gustarían? Hasta qué punto consideráis que fantaseáis en ellos, tanto en él quien, cómo, dónde. ¿Habéis tenido alguno “raro”?

StephClaireS’s Profile PhotoEnjoy the silence.
En los sueños, sean de la índole que sean, suelo comportarme, exactamente, de la misma manera que lo hago fuera de ellos.
Por lo tanto, lo habitual es que, estando dormido, opte por hacer las mismas cosas que me gustan, o que me gustarían hacer, estando despierto. De hecho, como mi mayor fuente de placer, seguramente, se encuentra en la parte visual, mi subconsciente realiza primeros planos espectaculares de dichas acciones en una resolución que resulta especialmente graciosa teniendo en cuenta la graduación de mis gafas.
La fantasía, en mi caso, radica más en en el quién y, alguna que otra vez, en el cómo, más que en el dónde.
Con esto me refiero a esas ocasiones en las que sueñas que le metes mano a personas que, jamás, habías tenido en cuenta para ello. He llegado a soñar, en este ámbito, con personajes televisivos que me atraen entre cero y nada, profesoras que, más de lo mismo, y con situaciones que exceden el límite de lo moral, que hacen que deteste no poder controlar lo que hago en el mundo onírico y, por consecuencia, que me pase todo ese día pensando en qué trauma oculto tiene, repentinamente, sed de atención.
En cuanto a la rareza, si obviamos los que acabo de mencionar, y nos centramos en el cómo, cobran fuerza aquellos en los que existe un inesperado giro argumental.
Por ejemplo, recuerdo uno en el que, una amiga, se quedaba a dormir en mi casa, en mi cama. En un momento determinado, mientras charlábamos, se desnudaba completamente, y se situaba encima de mí. Cuando todo apuntaba a festival, comenzaba a realizar ejercicios de gimnasia artística, mientras me los explicaba.
Si suena gracioso, imagina lo que nos reímos mientras se lo contaba al día siguiente.
Porque, evidentemente, la gracia de estos sueños es compartirlos con esa persona.
Si tienes confianza con ella, claro.
Si no, igual, es rifarte una denuncia sin ningún tipo de necesidad.
Y no es plan.

View more

Next

Language: English